(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "El más impropio verdugo por la más justa venganza : comedia famosa"

■ -; ir^t' - 



í^* 



COMEDIA FAMOSA. , R 74. 

EL MAS IMPROPIO VERDUGO 

POR LA MAS JUSTA VENGANZA. • 
DE 0. FQJHCISCO DE QgXAS. 

HABLAN EN ELLA LAS PERSONAS SIGUIENTES. 



Cefar , yie\o. 
Altxandro, bi\o de Cefar. 

Carlos , bi)o de Cejar» 
Tederico. 

JORNADA PRIMERA. 

In haviendo cantado la Mufica , diga una 
voz, emio alto , fin oír fe los 
Mufuos. 
Yoz,. \ Rrojadle de la efcala, 
_/\_ precipitadle , matadle, 
"baxe en átomos al centro, - 
rriiüa fin alas los ayres, 
Faetón de si mifmo íca- , 
que para la muerte darle, 
comifsion de Dios tenemos.Toi. Muera. 
7saxa rodando Alex andró dcfde arriba can 
broquel , j efpada , acuchilla a los 
Múfleos , J dice. 
Ale*. O vil canalla infame. 
Müfk. Parece que una montaña 
fe vino abaxo. Alex. Efperadme, 
villanos , porque aunque todo 
el infierno os acompañe, 
pedazos os he de nacer: 
eítos fon , huid cobardes.- 
Mufic. Tente Demonio , ó quien eres, 
que cómo rayo baxaíte 
deíde eíTe balcón al fu el o. 
Todos. Huyamos. Van fe las MuficQs. 
Alex. No ha de efeaparfe 
una rilaciga humana 
de voíbtros , ni de nadie 
de quantos al paíío encuentre, 
queefcupoel alma en volcanes ^j& • \ ' 
por los ojos , y la boca. 

Sale Carlos con efpada ,7 broquel. 
Cari. Hombre, detente; qué haces? 



Diana-, Dama primera. 

Cafandra , Damajeguuda. 

La-ara , Criada. 

Cofme , Gractjfo primero. 



Damián, Graciofo fegunfo. 
El Duque de Florencia. 
'Julia y Criada. 
Criados. 



quien eres? Alex. Quien? el demonio. 



obliga 1 



ate 



Cari. El demonio 

la Cruz deííe ace.o m'o, 

de las Eftrellas brillante 

efpejo , á que huyas. Alex. Yo? 

mai me conoces, mil íabes 

quien íbi , porque foi demonio 

tan loco , tan arrogante, 

que no huyo de las Cruces, 

ni de un Calvario ; la calle 

íe te hade hacer, hombre, angofta, 

y el mundo , para que efeapes, 

hecho cenizas , de mi. relean los áés* 
Cari. Pues eílan demudas , hablen 

las lenguas de acero Tolas, 

y las arrogancias callen. 
Alex. Siempre que ie me ha ofrecido, 

he hablado en eíte lenguaje; 

mas no he encontrado en Florencia, 

ni en el mur¿do , quien me aguarde 

con tanto valor. Cari Pelea, 

y verás mas adelante 

el que defeubres en mi. 
Al e x. Confieffore que es notable; 

eres Huelfo , ó Gebelino? 
Q a rl. El valor hace lina ge 

de por si. Alex. Es Carlos mi hermano! '» 
Cari. Es Alexandro? Alex. Y quien fale 

de una batalla infernal, 

con hydropico corage 

de beber mi fangre propria. 
Aarl. Bien podras Seber tu fangre, 

que alguna pienfo que vierte 

A elle 



(ileSrazo del combate 

que hemos tenido. Alcx. Y el alma 

quif era también íacarte, 
v fiendo fegundo Caín 

de Florencia á las edades 

venideras, por poder 

templar , ♦ Carlos , con matarte 

la inrlrnal colera mía. Dentro voz,* 
-Voz.. Agradece a ks piedades 

fecretas del Cielo , fiera, 

que para portento nace*, 

el ave te revocado 

la fcntencia-inexorable 

de tu muerte , que íi no, 

pedazos hecho. Alex. Aguardadme^ 

villanos , veréis ü Coy 

de veras portento. Cari. Qué afpid 

nacíó con tanto veneno? Vafe Alexand. 

m qué Africano Ceraftes? • 

Aguarda Alexandro , efpera, 
que aunque eífas ofenfas haces 
á la Tingre que tenemos, 
al riefgo he- de acompañarte, 
a que tu furor te pone. 

Saj£ Diana a un balcón» 
Vían* Carlos es, quiero llamarle. 
Cari, Alex/mdnveípera. Dian. Ha Carlos? 
Carlos? Cari. Las' voces de un Ángel 
me detienen , que es Diana^ 
que como Diana fale 
rayos de plata efparciendo, 
dando a" la noche cobarde 
p reí unciones contra el dia. -. 
Dtan. Mas, que las voces fuaves 
de la muílca , el rumor 
de las cy taras de Marte, 
me han obligado a falir 
a cíle balcón , que en la calle 
os recrié con peligro. 
Cari, M i! años el Cielo os guarde, 
que batta para lograrlos 
en mi fortuna inmortales, 
elle cuidada de veros, 
aunque con tantas os pague 
almas , como penfamientos. 
Yb voy fíguiendo el alcance 
de mi hermano , que ha tenida 
con las íbmbras , con el ayre, 
uo se que ocaíion squi, 



E l mas Improprio Verdugo 



' I I WfUJlLW » 



y esforzólo no dexarle 
de la mano , aunque primero, 
juzgándome de la parte 
contraria, me ha herido. Dlanl Herido? 
Cari. No es nada, en un brazo, dadme 

licencia , la grpíTeria 
' de dexaros i perdonadme, 
pues veis que es deuda predi* 
el acudir a mi fangre. 
Dian, Eífa vanda , y eífe lienzo, 
en lugar del dueño , baxca 
en cite lance áferviros. 
Echa una banda , j un lienzo. 
Cari. Serán para eternizarme. 
Dian. A y Dios ! mi hermano recelo, 
Carlos , que ha entrado en la calle; 
retiraos defuerte , que él 
no os encuentre a elfos umbrales, 
- y averigüe las fofpecha** 
que de nueílras viifas trae; 
que aunque para el caftmientQ 
que intentáis , fomos iguales, 
csHuelfo,, y vos Gebelino. vafe. 

Sale \ed. Un hombre, íi de engañarme 
no eíB conmigo la noche 
faifa , me parece , que antes 
que yo llega fie, á mi puerta 
eftaba , y del litio parte, 

<. . '.Recatando fe Carlos. 
agora la calla arriba, 
procurando recatarfe 
de mi , mis fofpechas andaa 
cerca del ultimo examen: 
fin duda que galantea 
efte á mi hermana , alcanzarle 
pretendo , y .reconocerle, 
'aunque me cuelte arriefgarmc» 
Oír. Federico me. pretende 
feguír, y no he de aguardarle, 
por Diana , y por poder 
ir tras Alexandro.v.i/í'. Ved. Tarde 
lo he in rentado , que ya ha buelt® 
la efquina , y es dtfparate , 
y temeridad feguirle, 
y yo á mi proprio agraviarme, 
que puede íer diferente 
de lo que fofpecho ; palle 
íblamente por aatojo. 
g SaleCofme , criado de Alexandro 






nmm 



c*t 



Cofm. Que aquí viniefíe a buícarlc 
inc mando AJexándro, y hiera 

. para mi dicha muy grande 
no encontrar con el, que íirvo 
á un duende, aun demonio: tate, 
que aquí ay gente , y ii no es él, 
defiende el Puente Gigante 
deímefurado. fed. Otra vez 
el hombre buclvé a la calle, 
ó arrepentido' de averie 
recatado en femejante 
ocafíon , ó prefumiendo 
de hallar el puerto íin nadie: 
al paíTo quiero falirlc. 

Co/.Ni el compás de andar,ni el talle 

es de Álexandro : , qué haré? 
: fed. Quien va? Cof. Quien A'ienc? 

'tíd. Notable •', ■ 

rcfpveíh! Cc/.Traigo mojada 
Ja po.vora. Fed. Qué lengua ge 
es cíT:? Cof. El que me enleñaron 
mis abuelos ,, y mis padres; 
perdone vueíTa merced. 

Feí/.Pues bulvafe.Co/.Que me place, 

fed. Y advierta en fu vida , que 
por ella calle no paííe. 

Cof. Sea mui en hora buena, 
que ello dixeron a Zayde, 
y no era tan. obediente 
eflmo yo , mh mil quilates» 

je 4. Hombre de" gutto parece, 

Cof. Lo que yo , porque UegaíTe 
Alexandro , diera! Fed. Como 
rio fe acaba de ir ? Cofm. Iranfe 
quando vueíTarced quiíiere, 
que no fon beftias. fed. Aguarde. 

Cofm. Obedezco. Ved. Quibufcaba 
en elle fitio tan tarde? 

Cof. Yo lo diré, que fui amigo 
iiempre de decir verdades, 
Alexandro , hijo mayor 
de Cefar de Salviati, 
en Florencia conocido, 
por fus raras mocedades, 
y notables travefuras, 
en eífa cafa. Fed. Adelante. 

Cof. A Diana galantea 

que es un Ficrentil Arcángel, 
hermana de Federico 

. 7 



De Dov Francifco de Boxas. 



de Mediéis , y es fu amante 
Carlos fu hermano también, 
y uno del otro no fabe. 
Sirvo a ¿Mexandro , y mandóme 
que poraqui le bufcaífe, 
y vengo de mui vellaca 
gana- a citas horas á darle 
, porque tengo 



:fde el 



mi madre 



«*** 






vientre d 

mui poquita inclinación 

de ver dé noche'íás calles, ' 

y á las lechuzas las dexo, 

que fon mas fantafmas, queaves. 
1 Fcd.Cón&fsb de pbnoel hombre, 

fin darle tormento ; quales 

fon los criados ? Cofm. Ircrnc? 
Frti.Bien puedes irte, ó quedarte; 
Cflf.Tambien pienfo queaCafandra 

(que es hermana de los tales 

Alexandro, y Carlos) quiere 

Federico , para que anden 

trocados los frenos. Fed.Todo 

eíle villano lo fabe. 
Cof. Y á no fer van dos contrarios, 

llegaran á declararle, 

y á pedirlas por mugeres; 

que durante el doncellage, 

no lo fon , que fon enigmas, 

fon fabandijas neutrales , 

ni bien hómbresmf bien hembras, 

ni bien pefeado, ni carne. 
fed.No darme á conocer quiero, 

difsimulando , y dexarle 

en elle pueíto , y bolver, 

defpues que dexe la calle, 

á entrarme en cafa.vrff. Cof^\ fe fue, 

y me dexó , nuevo achaque 

debió de darle en la teíla, 

pero por etlotra parte 

viene otro hombre , que parece 

efparrago de las Laudes, , ' ; 

porque ya han dicho Maytines, K '' 

y deilos a falir tañen ,....■ , 

ellas Monjas , Filomenas . , - 

profeíías , que aqui adelante 

viven. Sale Damián con efpad¿ } y chozado* 
Dam. Dormime por Dios, 

que con el primer romance 

me arrullé , el broquel por cuna, 
A z y 






TTO 



¥ 



como fi Riera en Flandes, 
de la muíica el íuceíTo 
no he fabido , ni á que, parte 
íe fue Carlos mi feñor; 
que aun no han quedado fetíales 
de aver pifado eitas piedras, 
plantas humanas. Co/.Tornarme 
no parece bien ., que ya 
me ha viíto , y ferá brindarle 
con el miedo á mas valor, 
que no trae el hombre talle 
de menos miedo, que yo, 
que de cobarde á cobarde, 
vence el que acomete. b¿w, Aqui 
cifra un alfombro de Marte. 
\f. Quien va? D^.Por qué lo pregunta? 
",of. Reppndió con efpantable af> 

defpejo , yo me he engañado, 
la calle llueve Rolda ríes. 
am. Qué dice? Cof Aqui no fe dice, 
fino folamente fe hace, 
am. paes íaque la eípada* Cof. Quiero 
faber antes que la íáque, 
fi es Huelfo , ó es G^belino. 
am. Soi quatro mil Barrábales. 
of. Puto 1 quatro rnil? Dam.Y ion 
pocos. Co/.Pues buelva á endiablarle 
por mas ai Infierno , li ay 
en él mas de eíle linage. 
(Sufriéndome va) que voto 
á Dios , que con la de Joanes 
fe las haga pepitoria 
todos. Dam. Hl hombre es de partes, 
y con él no ay burlas. Cof £a, 
qué refponde? Dam. No me caníe 
que le echaré en un texado. 
con un'dedo. Cof Lindo faque! 
mi. Que mal á Damián conoce! 
en yendo futriendo , darle, df . 

que es regla de los gallinas. 
&>/. Es Damianillo ? Dam. Es Galafre, 
Oliveros , y Roldan, 
y todos los doce Pares. 
of Damianillo es. Dam. Es Cofmete? 
of Dame eíta mano , vinagre, 
que me has buelto el alma al cuerpo» 
y tu, y yo a dos Elefantes 
áut. Somos ratones? Cof. De un nido, 
pues á dos hijos , y un padre 



El mas Improprio Verdugo. 






^m 4 



en una caía íer vimos. 
Dam. No puedo dar un alcance 

á Carlos. Q/.Ni yo áAlexandro. 
Dam. Fuerza ferá ir á hulearle, 
queme he quedado dormid» 
fobre aquellos pedernales, 
como íi fueran colchones, 
al fon de ciertos gaznates 
cjue traxo aqui , Dios nos libre 
a hacer gárgaras. O/. No fabes 
que han comutado en dinero 
las damas á los galanes 
las muficas? Dam. Es gahn 
á lo antiguo ; Colme, dame 
licencia para bufear 
á mi amo. Cofm. Alá te guarde, 
jque es Moro, y es Renegado 
el que á eífSs horas los mares 
deltas calles fu¡ ca en coi fo 
tras dos demonios andantes; 
y pues Cofme , y Damián fomos 
defde oy amigos tan grandes, 
júntenos un orinal 
álos dos^de aqui adelante. 
Dam. Eífafue frempre fa infignia 

de los Cofm es , y Damianes, 
Cof A Dios. Dam. A Dios. 
Vafe, j fale Alsxandro pr donde fe 

quiere ir Cofme. 
¿/ftf.Qiaien es ? Cofm. Otra • 

aventura \ Mex. Quien va? C^Kadie, 
que yo ya no voi , ni vengo, 
á puro defatinarme. 
Alex. Es Cofmillo? Cof Es Alexandrof- 
Alex. Si tardas mas en nombrarme, 
con t igo e n c flbt romundo, 
doi de una eltocada. Cofm. Zape! 
gran diligencia es por Dios, 
para tan largo viage. 
Akx.Qgé te has hechoíCp/^No he podido, 
por mas que he andado, encontrarte; 




qué te ha llicedido* Alex.Elioi 
íin mi de colera ; dame 
atención , que de un prodigio 
quiero , Cofme , cuenta darte» 



Cof De las orejas abaxo 

leré una eítatua de jafpe. 
Alex. Ya fabes, que á Diana, 

como del Sol, de Federico hermana, 

ador<í 



■ 



m — m 



adoro de manera , 
que afpiro á Salamandra de fu. esfera, 
con humanos de flojos, 
del íbbcrano incendio de fus ojos; 
bien que en fus dulces rayos 
que nievan Soles,y que llueven Mayos, 
amante maripofa 
por impofsibles de jazmín , y rofa; 
dando tornos altiva, 
mil veces muero, porque tantas viva; 
y abrafado la adoro 
en piélagos de luz, y abyfmos de oro. 
Eíte ingrato deípego, 
eíte defden , eLte invencible fuego, 
y el no efpcrar mudanza, 
defefperaron tanto mi efperanza, 
que eíta noche he intentado 
'el ultimo remedio a mi cuidado. 
Por eíle Monaiterio, 
adonde el Cielo folo tiene imperio, 
ya deí pechado , y loco 
a nueva furia aora me provoco, ; 
aunque es pretexto injuíto, 
á la violencia remitir el güito, 
y gozará Diana 

por fuerza, que el amor todo lo allana, 
en fu proprio apofento, 
que por una pared deite Convento 
tiene iacil la entrada, 
empreíla loca fue, pero fue honrada. 
Al fin , quando al foísiego 
común todas iasMonjas (ard o en uego 
de furor todavía) 
eílaban para dar en mi porfía 
fin , y á mi ciego antojo, x> 

íbbre aquella pared la efcala arrojo, 
y apenas puerta eítuvo, 
quando á aífaltar por ella elCielo fubo, 
iin recelar contrario; 
y al tiempo que ref jeito , y temerario 
quiero*arrojarme dentro, 
quatro bultos me folen al encuentro, 
con antorchas por ojos, 
y abortando dcfpues bolcanes roxos, 
diciendo el uno dellos: 
(aqui fe me erizaron los cabellos, 
y en mi vida he tenido 
miedo , lino es entonces , cono.'ido) 
De la efcala arrojadk, 



De Don Franetfco de Roxar. 

precipitadle todos , y matadle, 
le d 



5 



que para que ie acmos 

la muerte, comí (ion de Dios tenemos* 

Quife hacer relL ¿encía 

en mi,boIviendo á la infernal violencia: 

y c©mo dcílic el Cielo 

baxé rodando por la efcala al fuelo, 

de camino tan agro , 

quedando con la vida por milagro 

de mi valor profundo, 

y preílimiendo poca empreíTa el mundo; 

Florencia átomo, ó nada, 

con aquette broquel, y aquella efpada; 

fin alas por el viento, 

tomar venganza del Infierno intento, 

desbocado caballo, 

bolver quiero a la efcala, y ñola hallo: 

No ay ritffgo que me ataje, 

y por lograr mi bárbaro corage, 

quanto encuentro atropello, 

veneno exhalo defde el pie al cabello, 

hiero a Carlos mi hermano, 

hallándonos los dos : la voz en vano 

primero repetida, 

íeguir procuro, y mas de alguna vida 

cuefta mi diligencia: 

barro de hombres las calles deFlorécia; 

para mi defitmo 

todos fon Haelfos, nadie es Gebelino, 

y de polvo, y fudor ciego, y bañado, 

como toro Efpañol agarrochado, 

que del Gofo ié efeapa, 

con cita vida , 'y con aquella capa, 

y con los dos lunados 

cometas, de caballos , y tablados, 

fue fingriento dePcrozo, 

penacho haciendo de un errado trozo 

al arrugado cuello, 

que tremoló arrogante , por rompello. 

viendo que íe embaraza, 

y con el las Eftrcllas amenaza; 

que con bramidos roncos, 

buelve otra vez a viíitar ios troncos 

del monte comarcano, 

a donde fue vecino , y Ciudadano; 

a elbe pueito me buelvo, 

y en ¿la darte muerte me refuelvo 

íi tardo en conocerte, 

tan rx?co de tu vida huvo a su muerte. 



El mas Improprio Ve r dugo, 



Rindiofe mi porfía, 
__ llegó la Aurora, y tras la Aurora el día, 

que deíterró el Lucero, 

y quanto largamente te refiero, 

ibfpecho que he (oñado, 

pone tregnas el mifmo á mi cuidado, 

porque temple íu fuego, 

y vamos a dormir , que es hora luego, 

fin que el lecho, que tanto me recrea, 

campo a mis aníias de batalla fea. 
Cof Par diez, que menos que fer 

liieño el que cuentas, feñor, 

que no bailara el valor 

de Roldan , ni Lucifer 

para tanta patarata : 

para un ciego en verfo, y profa, 

era relación famofa, 

diciendo á voces, que trata, 

como dando teitmionio 

de corazón Palladin, 

un mancebo Florentin 

peleo con el demonio; > 

y haciendo á fu ardor lifonjas, 

á arroja rfe fe difpuío 

por una eícala , que puíb 

aun Monaíieriode Monjas: 

y defpues 2 dando en el íuelo, 

bolvib á acometerles biavo, 

con un villancico al cabo 

contra el diablo. Cojudo. 



Ale. Humor gaíhs.O/.Ya llegamos 

-a cafa gracias a Dios; 

yo me vengaré de vos, 

nochecita , íi alia entrarnos, 

queeítoi defueño fin mí. 
Suena dentro un Herrador. 
Aíjpc. Quien es el martillador 

vecino l Cof. Es el Herrador. 
Alex. Llámamele, Coime , aqui. 
JCcf Yo voy. A/ex.Que me d3,confieíTo, 

notable enfado. 

Sale C o fine ion el Herrador. 
Cofm. Aqui eítá 

el feñor Maeftro ya. 
jj e r. Qué mandáis ? Alex. Señor MaefTo, 

yo vivo en aquella cafa. 
jHer> Ya os conozco. Alex. Mi apofentó 

es aquel baxo. Ber. L\ intento 

me decid, que el tiempo paila, 

y tengo mucho que hacer , 



que acabar , yaque acudir. 
Alex. Yo tengo mas que dormir, 
y fileñcio he meneíter , 
que me trae á cafa el dia, • 
de rendido , y trafnochado, 
de averia toda pallado 
en cierta aventura mía. 
La muíica del martillo 
para arrullarme no es buena, 
ni- la vigornia es Sirena, 
que rne duerma fin oillo. 
Voto a Dios, que fi lo toma 
de aqui á la noche en la mano, 
y mañana muy temprano, 
antes que beba , ni coma, 
no fe ha mudado de aqui, 
que le tengo de mudar 
á los infiernos a herrar, ¡ ¿ 

que es lo mas que fe ufa alli. 

Y acierte, pues deipertando 
ella en el barrio á quien duerme, 
eíta vez á obedecerme, 

quien ha tanto que ella herrando, 

y fino lo dicho dicho. 
Herr. Notable temeridad! 
Cof Si va á dtcir la verdad, 

él es galante capricho. 
Herr. De obedeceros no puedo 

dexar. Cof No ay que replicalle, 

fi quedar quiere en la calle, 

bufque otro oficio mas quedo, 

que de los fiete podrá 

fer cite dcfpertador. 
Alex. Aviendo lido Herrador, 

con ninguno acertará. 

Y en eite elmas fingular 
que Albeytar afpira a fcr 9 
yerra mas lo que ha de hacer, 
que acierta lo que ha de herrar. 

Herr. Quedo de todo advertido. 
Cof. Bufque otro en tantas Arte*, 

y Dios le eche a quellas partes, 

doLdede nadie fea oido, 

para que no martyrice 

de Herrador con folo el nombre. 
Herr. No ay burlas con el, que es hombre 

que hace mas de Ip que dice. Vafe. 
Alex. Nadie de mi gufto apela 

a otro ningún Tribunal. 
Deletrean , y leen como muehaehos de efcuela. 






i 



— « 



CM mucho ruido , todos los que puedan, j 

[ale el Maeftro con palmatoria, 

cortando una pluma. 

Dentro Uaeftr. Lean todos por igual. 

jfe.Quéenxábre es eíte?Co/".Una Lfcuela, 

Alex. No es menos que ei Herrador 

cito: Cofme, al Mbeítro llama. 
; Cof. £1 lale á hablara una Dama, 

que allí le aguarda. Alex.bia. feñor 

Maeítro*? M.ieft. Queme mandáis? 
Aelx. Eícuc'ae nento. Maeft. Deci. 
Alex. Ya Ca^er que vivo aqui. 
Maeft. Por machos años viváis. 
Alex. Yo vengo á dormir ag<*ra, 

y una mofea me deípierta, 

quanto mas junto á mi puerta 

tanto tiple. Maeft. Me enamora 

el Alexandro. Al¿x. Haga luego, 

como dicen , por foliarlos, 

y a fus cafas embiarlos , 

dexando el barrio en fofsiego, 

y mañana .múdele 

a otro mas lexos de aqui, 

porque ii no lo hace afsi, 

voto a Dios (efeucheme!) 

que yo lo haga de modo 

(íi me obliga a que me eno ; A 

que en un texado le arroje,^ 

convancos , mefas , y todo 

el adorno , el badulaque 

de la efcuela , y le fujete 

a ¡laceria en un caballete; 

y para los niños faque 

(porque de] furor que doy 

mueltras , no refervo nada) 

una comifsion firmada 

de Herodes, MaeiL Temblando eítoy: 

Digo , que obedeceré 

todo quanto me ordenáis. 
Alex. Libre con eílb quedáis, 

y yo á gufto dormiré. 
Maeft. Y yo os íbñaré ¿q aqui 

adelante. Alex. No haréis mal. 
Cofm. Un miedo ileva Pafcual 

como un Cirio. Mac¡l. Voy íin mi. 

No eítai é aqui á medio dia, 

de quien es da teítimonio, 

vajgate Dios por Demoni©! fafe. 
£oJ. Con cito tyaeda- vacjsi 



De Don Francifco de Roxas. 



de todo rumor la calle, 

y con gran facilidad 

redimes la vecindad, 

que de venir tienen talle 

a agradecértelo todos, 

que á un martillo, y á una efcuela, 

qué bronce no fe dtfveia ? 

Que íbn de tormento modos 

que no los tiene el infierno» ' 

no quitando por menores 

lo coches , y empedradores. 
Alex. Ya he pueíto en eííb gobierno, 

que por un empedrador, 

y un cochero , que mate, 

ninguno de ellos a pie, 

ni á caballo con valor, 

ni libertad han quedado, 

para paífar por aqui. 
O/m.Que buen güito' Alex. Por aiii 

hemos de entrar , que he llevado 

la llave de aquel poitigo, 

por no encontrar a mi padre, 

que nú gruña, ni me ladre,- 

que es mi mayor enemigo. 

"Aquí cítala llave, toma, 

Coime , y adelántate 

á abrirle, que eltoi en pie 

dórmido.Co/lOtro Moro afToma. 
Arriba un Pngonero con una calcha 

en la mano. 
Preg. Vengan á la almoneda con moneda, 

vengan a la almoneda. 
Alex. Pregonero? ha Pregonero? 

qué digo? Preg. Cien reales daa 

por la colcha. Alex. Ha ganapán? 
Preg. Ay quien puje? 
Alex. Ha infame ? ha cuero? 
Pre-r. Queréis la colcha? 
hlex. Ha borracho ? 



voto a Dios , ii 



pregonáis 



mas , y la voz levantáis, 
folicitando el defpacho 
de eíía almoneda , que os.eciie 
defde eífe balcón a hacer 
la almoneda a Lucifer. 
Preg. -No queréis que me aproyecbe 
def oficio Alex. Picaron, 
eílb ha de ícr muchas millxs 
de aqui , en las ficte cabrillas. 



Ha 



-,.,..,. 



8 



fi fabo arriba al balcón : 
que tengo mi caía aqui, 
y voi adormir agora, 
por aver halta la Aurora 
paliado la noche afsi; 
muí canlado, y muí rendido, 
y no es bien que un Pregonero, 
( que parece mal agüero) 
me elle gritando al oído; 
y en efeto, eíto ha de fer, 
porque es mi güito, 
freg. £i lo toma 

de veras , y aunque no coma, 
no quiero con Lucifer 
piíadumbre , ni ocaíion. 
Akx. Qué dice ? Cof. Qué ha de chillar? 
Sino baxarfe , y echar 
en otra parte el fermon, 
porque cite pulpito no es 
a propoííto. Prcg. Yo quedo 
fin mi , temblando de miedo. 
Alex. Vamonos á dormir , pues, 
que defpues de lo canlado, 
de fuerte el faeno me llama, 
que he de arrojarme en la cama, 
Coime , vellido, y calzado. 
Cof Dormir los Kyries efpero, 
pues te aclama vencedor 
de una efcuela , un Herrador, 
y de todo un Pregonero, vanfe. 
Sale- Cefar Salviati con barba blanca* 
tina daga en la mano , j Cafandra 
dttt'HHndoíe , y Carlos con la vand* 
en el brazo izquierdo , que le 
dio Diana , J Damián 
con el» 
€4/.Señor,feñor.Cf/.No me impidas, 
Calandra , por ampararle, 
con eíte acero quitarle 
a eíle vilano mil vidas: 
Que con vergüenza tan poca, 
fe viene de divertir 
a citas horas á dormir? 
Cari Efcucha. Cef. Ckrra la boca, 
ingrato, pues para el yerro 
que has hecho en eíta ocaíion, 
no tienes fatisfacion. 
Garl.Si mi hermano.Ce/.Calla,perro, 
aue querrás dar á tu hermano 



El mas Improprio Verdugo. 



% 



la culpa de tus exceííos , 
quando tu de fus travieflbs 
paños pudieras , no en vano 
corregir los. defperdicios, 
aunque feas el menor, 
con cordura , y con valor. 
Cd'/'.Serior, quando halado indicios 
los minoies de talr5r 
á tu obediencia ? he falido 
un punto deila atrevido? ■ 
Qyicn íe quexa en el Lugar 
de mi? Cef. No me fatisragas* 
pues a e^as horas de fuera 
venís? Cafand. Señor, coníidera, 
quando eue caigo le hagas, 
que es mozo, y que alguna vez, 
no es mucho un deíaudo veas 
del primer yerro ; no feas 
tan nguroío jaez. 
Con íus a msgos fe avrá 
eíta noche entretenido: 
di queií, Carlos. Carleo ha fid# 
eíla 1.1 ocaíion , quiza 
por eitorvar á mi hermano 
defpefurfé de fu furor, 
vengo a je tas horas , feñor, 
y aun áie venido temprano; 
que h*v bolverle á bufear, 
fi de caía aun hace aufencia, 
porque por toda Florencia 
no le he podido encontrar. 
Cafand. Por la puerta del jarditt 
píenlo que fe recogió 
agora á fu quarto. Cari Dio 
con eífo á mis añilas fin: 
que por íeguirle he tardado 
tanto en recogerme. Cef. Si, 
para difculparte a ti, 
gentil achaque has hallado: 
Porque él tipne de travieífo 
opinión en el Lugar, 
le querrás oy prohijar 
por luyo tu loco exceífo; 
y quizas tu haces callando 
mayores temeridades, 
que él, que eíta fas mocedades 
por las calles pregonando. 
Tu con mas hypocreíia 
quizá eacubres mas maldad. . 

Cari. 



t 



fmww 



De Don 'Franctfc 



Cari Tienesle mas voluntad 

que A mi , ó dcfdicha mia; 

que fa.be eí Cielo, que en quanto 
. puedo parece que foy 

hijo tuyo , mué í tras doy. 
Cef Eres un Ángel, y un Santo* 
Cari No foy Sanio , ni Ángel, mas 

obedecerte defeo, 

y darte g.ufto. Cef. No creo 

en los pocos que me das, 

que es efla verdad. 
Cari Hete dado 

otra pcíadumbre yo ? 
Cifc Siempre , Carlos , fe llevo 

la inclinación. , y el cuidado 

con los padres en Jos hijos, 

el mas travieííb , aunque aquí, 

eiíar o y contra ti, 

de amor nace. D¿w^Qué prolijos 

fon los padres , en llegando 

á íér viejos lin razón 1 

de embidia de yit que fon 

mozos los hijos. Cef En dando, 

Calandra* en eíío-, me harás 

perder el entendimiento;' 

no hade quedar un momento 

en cafa. Cari. Muy bien harás, 

fi en eíío güiro te doy. .' 
Qef Y elte picaño también 

ha de bolar , que es con quien 

fe acompaña. Dam. También k>y 

ñus , que Coime , defdicha do. 
Cofm, Sois un bellacon. Dam. Y aun dos, 

pero hombre de bien por Dios, 

y fiel , y leal criado. 
Cef No me refpondais. Dam. Soy yo 

eíclavo de nadie acafo l 

yo foy hombre. Cari. PaíTo , paíTo, ^ 

que hablas con mi padre. Cef Os dio 

eíías alas , picaron, 

Carlos , vueítro amo ? por vida 

de Calandra , que no . impida, 

para que en ella ocauon 

©s muela á palos , vijb.no, 

mi furor , fu valimiento. 
Cari. Señor, deíte atrevimiento, 

y el mió os pido la mano, 

que yo le caí liga re, 

como es razón, y me toca. Ve rodillas. 



Dam. Digo, que he hablado por boc^ 

de ganío. Cef Levántate, 

que no quiero hazañerías 

tuyas. Cari. Obediencias ion 

rcfpeto , y obligación. 
Cef Qué neciamente porfías ? 
Cari. Pues los pies te he de befar» 

feñor quando no me des 

la mano. Cef Manos , ni pies 

te be de permitir tocar. 

Qué vanda es efla ? es herida ? 
Cari. lis un golpe que me he hado» 
Cef Que no le ayas achacado, 

llarcaadole fratricida 

á Alexaadro me admiró, 

porque crcdito % te diera. 
Cari. No fuera mucho que el Riera 

la cauía. Cef. No digo yo l 

Vive Dios , que hs mentiras . 

que das por difeulpa aqui, 

con arrojarte de mi, 

he de caí ligar : qtíe miras? - 

qué murmuras entre dientes ? 
Cari Yo feñor, bien labe Dios. 
Cef. Tomad la. puerta # los dos, 

cómplices , y delinquentes 

de. mi difgulio , y jamas, 

por ella bclver* os véar 

á qué aguardáis l Cari. Señor. Cef Ea# 
Cari. Cruel con Carlos citas. 
Cef Ello Cafandra , ha de Per, 

y no fera el Mundo parte. 
Ori. Si en eíío guítóhede darte, 

yo te quiero obedecer. 
Cef. Y agradeced que elle azero 

no os rompe el pecho» villano. 
Cari- Crueldad que intento un hermano, 
-también de un padre la efpero. Vafe. 
Cef Qué deas *.Carl. Que ya me voy. 
Cef Haced cuenta que eda cafa. 

no ella en el mundo , y íi os paíTa 

por la memoria , que foy 

vueítro padre , no creáis 

fino que ha iido iluíion; 

Flandes ay , y en la ocaíion 

mejor , que en Florencia , e a ais, 

que aunen Florencia no quiero 

veros delante de mi. 
Dam. Vamonos, feñor > de aqui, 

í£ que 



»-^.... — , 



El mas Impropria Ver* 

? t %$¿ efperas más ? Car!. Nada dp¿ro, 

íolo are peía dexar 

¡enojado al padre mió. 
Dam. Eitc no es padre, ni tio, 

íuegro le puedes llamar. 
Cari. Vamos, Damián. 
Caf. No íe han ido? 
Dar,i. Ya fe van , Don Faraón, 



que tienes ei corazón 

mas , que eííbtro , empedernido, 

y con plagas han de hacerte 

enternecer , y ablandar. 
'Caf Sin mi quedo de pelar. 
J)a:n. De probar vinagre tuerte ap* 

e! fembian'te le ha quedado. 
Cef Oye hermano compañero, 

cierre eíla puerta. Daw.No quiero, 

que ya noYoy. fu criado. Van fe. 
Cef Qué dixo ? Caf No ie efcuché. 
Cejar. Parece que Horas ? Cafan. Si, 

que es Carlos mi hermano. Cef Y di, 

Cafandra, no le engendré 

á Carlos yo < c,af Oy te has cegado 

de colera de manera, 

que ninguno lo creyera. 
O/» Calandra, es razón de eftado. 

Unos miímos paííos ílgo, 

á la imitación de Dios, 

trocando en mis hijos dos 

la -caricia , y el caí ti go. 

A eitc riño , á aquel regalo, 

auno apruebo , a otro condeno, 

porque el malo fe haga bueno, 

y el bueno no fe haga malo. 

£{tos misdeíignios fon, 

.dale , quando defpertare, • 

lo que Aiexandro guííáre; 

y pues ibis del corazón, 

que. amor paternal abraífa, 

amad:-; prendas los tres, 

á Carlos Ihma defpues, 

Cafandra , y métele en caía, 

fin darle a entender ,' que yo 

lo sé, que eíto importa. Caf El Cielo 

te guarde , para coníuelo. 

de -tus hijos. 

Soñando Aiexandro , diga dentro» 
[Ahx. Quien me dio 

la vida para intentar 



ugo, 
quiurmcui , es un tyrano. 

Cejar. Mira que llama tu hermano. 

Caf Señor, debe de foñar, 
que durmiendo- -fueic hacer 
diremos ; pero yo voy 
a (¡iberio. Q/, Siempre citoy 
entre el amar, y ei temer, 



lleno de añilas , y defvelos: 
ó hijos , y lo . que coíhis ! 
deíde que nacéis nos dais 
inquietudes , y recelos. 
No ay para un padre repofo 
en el fueño , en la comida, 
con voíctros. 

Qredafe do; nudo Cefar en una filia, 

j caí ¡ ele la daga falos, pies , j dice 

dentro foñando Aiexandro. 

Alex. De una vida, 
que me diíie , rigorofo 
me pretendes defpojár ? 
Deten, Verdugo inhumano, 
contra tu hijo la mano, 
íin el golpe executar. 
Depon el íáng¡ íento hazero» 

Sale Aiexandro. 
Pero qué es efto \ halla aquí 
ine he levantado ím mi, 
arrebatado de un hero 
fueño prodigioíb , en que 
mi padre muerte me daba, 
y aunque elle rigor Tonaba, 
parece que verdad fue; 
que el alma íiempfe deípierta^ 
en los íneños adivina 
lo que el Cielo le deitina, 
á fu mrl preiagio , y cierta. 
Mi padre dormido eftá 
en ella filia ( ha cruel !) 
y una daga cerca d^l, 
delta verdad mué liras ida. 
Con ella quiero quitarle 
Toma la da;¡a que efh en el fíelo. 
la ingrata' vida nrimaro, 



con e3 



jnjul 



hazero. 



que me amenaza , matarle. 
Antes que me quite a mi, 
la que íin querer me dio, 
porque primero foy yo 
que mi padre , muera afsi, 

padre 



'«» 



padre que intenta mi muerte, 
que matando la ocaíion, 
vanos ñus temores ion, 
y áílegiMrp deita fuerte . 
mi vida. 
Vale a dar } J defpterta Cefar. 

CefO^xé es lo que intenta 
en mi tu brazo inhumano ? 

Alex. Darte , no sé , de la mano 
Cacfcle el lucero. 
(ó ha íido miedo , ó afrenta 
de tan enorme t'raycion, 
de penftmiento tan , fiero) 
fe me ha caldo el hazero, 
y con él el corazón. 
Parece que embalo fue^o, 
por -jos ojos , y el íembiante; 
quiero quitarme delate, 
que eitoy átus rayos ciego. 
Que cite impullo que en los dos 
con la fangre el alma rnueve> 
es refpeto que fe debe 
á. los padres , como a Dios. 
Y pues inhumanos nombres 
los Cielos me qíUü poniendo, 
con los brutos me iré , huyendo , 
de los ojos délos hombres. Vafe* 
Cef Parece que todo ha íido 
faeno , que también Tonaba 
yo que á Alexandro ( ay de mi!) 
de la garganta quitaba, 
la cabera ( fin mi eltoy ! ) 
Sale Cafxndra. 

Ci/¡ Señor, qué voceas ? Cef Cafandra, 

no ha (ido nada ; bolviófe ? 
Caf Quien ? Cef Alexandro á la cama. 
Caf No sé que fe haya , feñor, 
levantado del!a. Cef. Guarda, 
Calandra , eíTe hazero alia, 
que huvieiTi íido : ( Sin alma 
del fueño , y de ver fin ella 
á Alexandro , eítoy. ) Cof. Aguarda; 
qué naviera íido * Cef ínítrnmento 
de mi muerte. Caf El Cielo haga 
inmortal tu vida. 

Salen Diana, y- Laura con mantos* 

Vtan. Aqui 

pienfo focorrerme , Laura, 
del rigor de Federico. 



Ve Doh Vrmvfeo de Rcxat. 



T 



Ü 



laiir. i?aes conoces cita* cafa ? 

Diaiu No h conozco ; mas donde 
no íe a napa rara la cania 
de una muger como yo ? 

Cef. Acá f: eneraron , Cefuidra, 
dos m ugeres. Dian. Cavalícro, 
cuyas venerables canas 
lo noble de vueítra finare 
obíteetan : hermoía dama, 
que mereci'ieis ^v hija 
fuya , ó deuda muy cercaru, 
legun los indicios veo v 
y lo conteílan las caras, 
que como íi entrambos riaeran 
dos crrtales , fe trasladan; 
amparad a una muger 
noble, que huyendo fe eícapa 
de la crueldad , de la furia, 
de los zelos , de la rabia 
de un hombre, un rayo , un demonio, 
que quiere tomar venginza 
en mi deíte agravio , y viene 
contándome las pifadas, 
residenciándome el viento, 
y alentando las efpaldas. 
Hombre fois , y avreis tenido 
amor , amparad mis añilas; 
muger fois, y citáis íujeta 
á amar, pues brutos , y plantas 
lo eítán , íbeorred mis. penas;- 
y avreis comprado urñ efelava, 
que obligaciones como e>ias, 
con la vida aun no fe pagan. 
Y a le liento , ya le efeueno, 
ya me parece que pufa 
de los umbrales , y pone 
- los <pies en aquella qiud;a; 
ya efeupiendo por los ojos 
veneno , el azero faca, 
y con mi fangre 1 , no sé 
lo que digo de turbada. 
Valedme contra e.te rnonílnro, 
que me traen fus amenazas 
fin corazón el pecho, 
y entre los dientes el al na. 

Cef Detras de aquellos danv.fcos r 



os efeonded 



, que a erras canas 



pagara el julio refpeto 
que les- debe toda Italia. 
Di 



D'uih 



"rii i i ' tu un iÉlllitt 



i—*; 



II Ei mas 

piíttn Aun no píenfo que eíhré 
fegura cá una muralla 
del incendio de fus ojos, 
que flechan pólvora , y balas, 
Cefar. Notable fuceífo ! 

Sale Federico tentada la cafa. 
Tederko. Aqui 

fe entro mi enemiga hermana, 
ó me traen loco los zelos. 
■ Cef. Cavallero , que demanda 
á entrar delta fuerte os mueve 
defalumbrado en mi cafa? 
Ted. Siguiendo ( válgame el Cielo!) 
con fyi 'padre, y con Cafan dra 
han dado mis defatinos, 
lm faber adonde entraba. 
C¿/.Qaé es ello Cielos! zelofo ¡0 
viene íiguiendo á otra Dama 
Federico ; ha fementido 
/galán ! traydor en palabras, 
y en obras alamor mió! 
Cef. No áy aqui que bufear nada* 
fed. Yo me debo de engañar, 
que traygo á ciegas el alma, 
y los fentidos a obfeuras: 
perdonad , Señor , li baila 
deciros, que he entrado ciego, 
lleno de zelofas aníias, 
tras un afpid , tras un tygre, 
tras una muger ingrata, 
cjue, me ofende en el honor. 
C4J0 Si ella cafado , y me engañaa 
con infames apariencias, 
íüs quexas enamoradas, 
para buriárfe de mi; 
pero no fe encubre nada 
al Cielo , que oy me da en eftO 
venganza de fus infamias. 
fed. Q¡xq yo á vueftra cafa tengo 
el refpeto que le *guarda . 
toda Florencia.' Zelofa af». 
parece que eita Calandra, 
y no puedo en eíle lance ¿ 
tampoco deícngaííarla, 
diciendola- la ocaíion; 
pues ; es deshonor que paíTa 
defde mi hermana al blafon 
de la fangre antigua , y clara 
de Jos Medícis. CafSin mi -a$* 



Improprio Verdugo. 

me tienen, Cielos , las faifas 
liíonjas de Federico! 
Cef. De acción tan defalumbrada 
baitantemenre os difeulpan 
los zelos. Fed. El Cielo os haga 
con elta prenda dichofo. 
C^GuardeosD:os,vamosCaTandra. 
Laf. Ya te figo. Vafe Cefar. 

Al ir fe , U detiene Federico* 
Fed. Hermofo dueño 

de mí vida, efpera, aguarda. ♦ 
Ckft Ingrato , yá te conozco. 
FeS.Mira que te adoro. c*/. A parta,, 
que oy por tus labios , traydor, 
el Cielo me deíengaña 
de tus mentiras, bed. El Cklm 
fabe que te he dado el alma. 
Cáf. Vive Dios% mal Cavallero, 
que fia -quien foy no mirara: 
Sale Carlos. 
Cari. Oye, es eílo ? 
Caf. Mi hermana ; ay Dios ! 
Fed. En ocafí'o'n bien eítraña 

Carlos fu hermano llegó. 
Carl.tedzrko con mi hermana 
á folas , y dando vozes, 
faber' recelo la caufa. 
Fed. Difculpeme aver pifado 
los umbrales deíta cafa, 
leñora , unos locos zelos, , 
que fon veneno del alma, 
y que han deslumhrado al So! 
muchas veces. CarL Que aun no calla 
mis ©fenfas ! Fed. Y el feñor 
Carlos ,• pues yá deltas aníias 
-puede tener experiencia: 
y guárdeos el Cielo. 'Cari. El vaya 
con vos , feñor Federico. 
Fed. O eftoy fin mi ; ó ella vanda 
que Carlos trae pueíla a*l cuello, 
es de mi enemiga hermana, af* 
y es el a quien eícribia 
el papel eita mañana; 
y fi lo averiguo , pieníb 
tomar la mayor venganza 
que aya inventado el. enojo. Vafe. 
Cari. Eífas difeulpas , Calandra, 
no te valdrán otra vez 

Al f año Diana, j Laura. 
Dian. 



a$* 
af. 



conmigo. 






De Don Fran 
D\an, Ya pienfo , Laura, 

que Federico fe fue; 

mas íi el alma no me engaña, 

Carlos eíta aqui , y parece 

que la eftá dando á eíta Dama 

quexas. Laur. Antojos ferán 

tuyos , pues fiempre Diana, 

haíta del ayre los tienes. 
CarL Si otra vez pone las plantas 

en mi caía Federico, 
í vive Dios que a los dos haga 

efcarmientp de Florencia. 
Caf Si lo que he dicho no baila, 

no quiero á tus groserías 

fofpechoías. , y villanas, 

dar otras fausíáciones, 

fino las que ver ¿guardas* Vafe. 
J)ian.Zclos fon los que le, pide, 

que las entrarías me ab rallan, . 
CarL Cafandra , efpera. 
Al entrar , falen Diana , y Laura, que 

le detienen. 
Dian. Yo quiero 

refponderte por .Calandra, 

ingrato Carlos, CarL Qué miro! 
. eres ilufion , Diana 3 
Vian.Tu. amor lo ha íido, enemigo. 
Latir. Deíta vez, defpues de tantas, 

dimos con todos los huevos 

en la ceniea. Dian. O mal aya 

muger que de hombre fe fía ! 
Cari. Loca eltás. Vían. Defengañada 

dirás mejor. C¿rL Oye , eicucha. 
Vían. No he de eícucharte palabra, 
Cari Vive el Cielo que me pides 

zelqs de mi pr.cfpria hermana. 
Dian. Qué dices'! 
Carl.Yiilo que efcuchas. 
Vían. Luego eíta es,Carlos.,tu cafa? 
Car!. Si, Diana. Dian. A ora digo, 

que he acertado , por defgracia, 

una vez á mi ventura. 
Cari. Y me tienes en eitraña 

confufion.D¿¿«.De aquefte lance, 

Carlos , has íido la caufa; 

entremos , queay que hablar mucho 
CarL Tu efelavo foy. Dian.Yo tu efeiava 
Cari. Tuya , Diana , es mi vida. 
Man. Tuya, Carlos * .es el alma. 



cifeo de Roxas. 15 

Cari. A peía? de muchos miedos. 
D;,;?/.1no peían en mi amor nad?.. 
Caíl. Que no ay nefg'o contra cí gufttf* 
Dian. Ni mu cite para quien ama. 
Cari. Viva mi fineza. Dian. Y muera 

la embidia de mi eíperanza. 
Laur. Y Dios , en nombre del Cura,. 

buenos cafados los haga. 

JORNADA SlGUNDA. 

Salen Dianijf lauta , como acechando. 
Vían. Vieronie entrar ? Laur. No feñora. 
Biam Fucile mi hermano? Latir. Ya es ido. 
Dian. Ay alguien ? Laur. No fiemo ruido. 
Dian. Pues , íeñor Cefar , agora 

podéis entrar. SaleCcfar. 

Cef Va lo hago, 

llamado he venido aqui 

de un papel vueítro. Dian. Es afsi, 

ya á las dudas fatisfago 

que tendréis. Cef. Verdad decís, 

dudoíb elioy. Dian. No me efpanto; 

cierra eífa puerta entre tanto. 
Cef. Qué pretendéis^ Dian- íi nie oís, 

íaldreis dé todo recelo. 
Cef. No es recelo el que es cuidado; 

qué queréis ? Dian. Yo os he Üamacl© 

para un mal. Cef Queréis confíelo ? 
Dian. Confuelo es corta piedad, 

remedio es bien que me'deis. 
Cef. Pues puedo yo ? Dian. Vos podéis. 
Cef Pues decid. Dian. Pues efeuchad. 
Vef Mirad que foy Gebclmo 

antes de hablar. Dian. Ya lo sé. 
Cef Huelfo vueítro hermano fue. 
Dian. Todo mi mal lo previno." 
Cef Enemigos fiempre fon 

vueího lina ge ., y el mío. 
Dian. Ya lo se , y de vos me fio, 

con toda eíía. prevención. 
Cef Qué podrá fer ? eítoy mudo I ., 

Aparte cada uno. 
Dian. No sé íi en hablar acierto. 
C*f Si es- pefar , él íerá cierto. . 
Dian.hL\S£[ué temo? O/tMas qué dudo? 

fiempre he de fer fu enemigo» 
Dian. Vencer fu amiltad pretendo. 
Cef. Pues hablad , que ya os atiendo. 
Dmm.Pucs oid , que ya os te digo. 



.-.--. 



i4 El mas Improprio 

-La vue-tra cafa huyendo,. 

í\áo eílais olvidado,. 

me acoi|í por íagraclo 

del fmor , del enojo, y del eíiruendo, 

q. defpertóün p¿p¿¡ ; ,q»vió en mi ramo" 

Federico de Medias , mi hermano. 

Yo por entonces ciega, 

fin ver que es poco , para íer delito, 

un pipe? me chó cíe rito., 

que dice una andón, y el dueiáo niega, 

con el temor , y el &&o 9 

fin ver que no era julio 

por entonces huir, como fupifr.es, 

y mi hermana con vos (mas ya lo viiies) 

quitando Tus recelos, 

fingió dexarlos , u dexó íiis zelos. 

Fucile , y yo .mas íegura, 

dando lugar a la razón , advierto, 

que era gran cieíconcierto, 

quádo mi rama en elto fe aventura, 

hacer de cafa aufencia 

lin caufa,dando efcandalo enFlorencia: 

detei minó bolverme luego al punto 

a mi caía , a la vueítrá tan vecina» 

Cafandra me apadrina, 

metirne en vueítro coche, 

llego a mi caía, aun antes que la noche, 

por mi hermano pregunto, 

hablo con el, confieíío que eitoy ciega, 

niego que ay culpa yo,Cafandra ciega, 

el uuir me condena, 

hecho la culpa al miedo , y a la pena; 

la ocaíion del papel pregunta ayrado,. 

hecho la culpa al ocio,y no al cuidado. 



En tíxi , aunque recela, 

ya faene defenojo,óyá cautela 



(ro; 



quedé en mi cáfa,adóde en dudas mué- 

mas no es aquelteei malpara q.os quie- 

cahe aora cita pena por ocíoía, (ro: 

mayor la bufeo , vamos a otra cola. 

Dcfcuidada vivia, 

libre mi juventud , y yo muy mia; 

vivía dixe , miento: 

patTaba yo rni, edad, biendixe aora, 

que quando el pecho ignora 

algún dulce deívelo , algún tormento 

dei'to que el mundo abrafc, 

no fe vive la edad , ímq fe pula: 

q.aun los bienes tai vez fueron peíades, 



■ Jgw — 

Verdugo. 

á no citar con el mal interpolados/ 

quando eííemoniüuo fiero, 

cizaña uniyeríai dei mundo entero; 

quando eifa dulce guerra, 

ocaíion de las pfces 4e ia tierra; 

eífe invencible fuego, 

padrastro" de la vida , y- del fcfsiego; 

eíla dulce harmonía, 

muíica de la íangre , y íimpatia; 

eífa llama ambicióla, 

que haíta el ultimo eítrago , no repoíáj 

veneno del oido, 

tófsigo del fentído, 

del tacto hechizo breve, 

y ponzoña fuave , que la bebe^ 

con azares de enojos 

el paladar inmenib de los ojos. 

Ambr,en fín,que aqueile es fu apellido, 

fino eíü por las Teñas conocido: > 

Amor , en íin, por fuerza, por aihago, 

por elección , por güilo , por eítrago, 

por razón , por deúino, 

me inclinó, mas yo íoy la q. me inclino, 

a un Cavalíei o: mal mi aílumpto ¿pieza, 

que no me fue motivo la nobleza: 

a un hóbre tá galm,mas poco he dicho, 

que gala a fojas no llenó el capricho; 

á un. amante tan firme , no es -bailante 

que nadie quiere al otro por amante: 

aun joven tan vahente,no fo entiendo, 

que valiente no mas, es iolo eíiruendo: 

a un hóbre tan difercto , no lo efeucho, 

quediícrecion no mas, le falta mucho: 

no sé que íeúas dé , ni amor las rige: 

a Carlos vuefero hijo, ya lo dixe, 

ya me atreví-, no importa, poco ha íido, 

lo mas es conferíalos que he querido; 

porque en una muger de mi reípeto, 

el todo ella cr amar , no en el fuge-to: 

que en deiveios que Uego a confesarlos 

yo monto mas, pues fepafe q. es Carlos, 

Cailos es el que adoro», ( ro: 

por Carlos me arrieígue ? por Carlos lio- 

a él mi e: Ir ella me inclina, 

Huella es mi iangie , el alma Gebeüna, 

no quiere -tanto ei prado, 

de la fed del .tifio atormentado, 

nube de oculta plata, 

que en líquidos alivios fe defata; 

menos 



De D.Francifco de Rexas 
roanos afectuofa, 
acechando la luz , quiereja rofa, 



TT 



axada dcjjí noche, 
dividiendo las cárceles del broche, 
al arrebol , ó afey te de la Aurora, 
lavandofe la cara en lo que llora;, 
no canto , en fin , dcfea 
- pones-fe del Verano la librea > 
por parecer quiza menos anciano 
elle moiíte galán que eita tan cano, 
aunque afpiraba á etemo x 
de futrir peíadumbre del invierno; 
no tanto el pe¡egnno 
quiere la luz que k govierna el tino; 
no tinto el caminante, 
{oíd, ciego, y errante, 
elcachando cuitantes los ladridos, 
la cabana acechó con ios oídos; 
no tanto quiere el fuego 
de fu Región el natural fofsiego; 
fu centro lo petado, 
e! puerto el navegante derrotado, 
el agua el pez , el rico fu teforo, 
el avariento el oro, 
el jardín los albores, 
los campos el Abril, al Sol las flores, 
la noche el trille , y el enfermo el día, 
como a Carlos adora el alma mia. 
PuesCefar generofo, 
íi en vueítra edad primera 
probareis del amor ia llama fiera, 
ii del amor íupüteis , que es forzólo, 
vénzaos una terneza, 
una pafsion, un iianto, lina triíteza, 
un amor delte modo, 
y el confesarlo yo,que es mas que todo. 
Yo adoro a Carlos, v ha de íer forzólo, 
ü fe refuelveel mundo, fer mi eípoío, 
mi hermano recelólo, a fique alhagueño, 
en voz , en villa , y ceño, 
me parece que tinge , e-ludia , y pienfa 
algo contra mi vida, por fu ofenía, 
yoeííoy poco fegura, 
mi vida , y aun mi fama fe aventura, 
dilatado el remedio; 
de todos el mejor es eíre medio: 
Carlos mi dueño ha ñdo, 
mi dífeulpa mejor ferá un marido, 
Huelfos , y Gcbeiinos 



dexen por mi, y por. vos fus defatinos, 

que no los Hamo agravios, 

que no duraran tanto en hóbres fabios: 

harta fmgre lia lavado 

elle necio rencor, que ha vinculado 

por mayorazgo fuyo 

el odio porfiado, de quien huyo, 

ya los vandosqueves, y irlanda míra^ 

Jé guardan mas portexma, que porira> 

cuorafe aqueite luego 

con lis dulces cenizas del fofsiego, 

que nada fe intereífa 

en avivar dormida la pavefa, 

y á ia orenía ( íi acato ofenía huvo ) 

gallada eitá con fangre , ya fin tuvo; 

ya las leñas ^borradas 

e;íán del tiempo , y íu pelar gaíbda?, 

pues nadie las acuerde, 

íi aun el tiempo manólo no las muerde, 

deitos pe ñaí eos vivos, 

que peñas-fon,y aun mas los vengativos; 

el Iris de Paz fea 

mi amor,y vueítro zelo,en vos fe emplea 

eíta hazaña piadofa, 

hijo tenéis, merézcame fu eípoía. 

Y para que oy enlace 

vueftro zelo mejor la paz que hace, 

hija tenéis, que al Cielo defaraa, 

y apuefta perfecciones con el dia; 

hermano tengo, que en hacienda,y talle, 

ningono en toda Italia ha deigualalie, 

íliya á Calandra vea, 

djpliqueníe ellas dichas, porque lea 

fobornotan divino, 

quien negocie la paz al Gebelino. 

Hito ha de fer, fenor, Cefar,. amigo, 

hazme eíte bien, y el mundo fea teit:£# 

de hazaña tan honróla, 

afsi tu mefa con vejez dichofa 

corone entre lifonjas , y rcfpttos 

el repetido exambre detus nieto » 

Afsi tu zó\id compita 

con cí ave que al ámbar remata, ■: 

afsi huelen tus verdes lozanas 

la circular carrera de les días. 

Y afsi , para ofendida, 

no adela a ce el aliento de tu v¿na a 
ni re pongan del tiempo los engañqs 
los instantes a cuenta de los artos. 

S?a 



- té ■ . 

Sea Carlos mi efpofo, 

(acame deíie rieígp • tan forzólo, 

habia-a mi hermano, firmenfe las paces, 

viva por ti mi honor, y fi lo haces, 

tierna , firme , rendida, 

bija, eíclava, obhgada,agradecida, 

íere a tus obediencias 

cera, que ignore ficmpre renitencias.. 

Seré Clicie comíante 

á cada variedad de tu Temblante; 

feré metal fu jeto, 

conducido al imán de tu refpeto» - 

feré mar de olas llena, 

á quien tu ceño fervira de arena; 

neblí bolando al Cielo, 

de quien tu voz menor íerá feñuelo. 

Pero íi no te mueve - 

mf voz, firme, cruel, injuria, aleve, 

feré rayo violento, 

que no cabe en las bobedas del viento; 

Tere mina abortada, 

que habla en eítruédos,de callar cafada, 

raudal feré oprimido, 

que inunda las campañas afligido; 

y en fin feré ( que cita mas ponderado) 

mu ge r que fu afición ha confeílado > 

y fin fer remediada, 

fe vé perdida, y llora defayrada* 
Cíf La admiración', Diana, 
■ de eícuchar tus intentos, 

me embargó los acentos 

para dar la refpueíta, á que fe allana 

ini atención, mas fupuelta 

la admiración, efcucha ia refpueíta. 

El Duque íbberano 

de Florencia. Sale laura ajj'uflada. 
laur. Señora, aprietTa, luego, 

cali muriendo llego. 
X>ian. Que es eífo, Laura? 
laur. Pienfo que es tu hermano, 

que un hóbre por las tapias de la huerta 

fe entró.Dw.Sin duda es él,es cofa cierta; 

qué haré, ay de mi ! 
Cef. No importa, que aunque viejo* 

empuñando la efptda. 
>VÍan. No fera, íeñor Cefar, buen confejo: 

llévale tu allá fuera, 

y entraos en eíTe qnarto de mi hermano, 

donde puede decide que le efpera> ' 



El mas Improprio. VéidugoT 



fingiendo algún negocio,con que es lia- 

que yo quede eícuíada. (no, 

Cef Bien decis. 
Dian, Pues íeguid eíTa criada. 
Cef Vamos, en fu apofento mj 

á Federico le diré mi intento. 
Laur. El primer viejo ha íido, 
que hailaoy en comedíale ha eícondido. 
Vanfe los das. 
Dian. De temor eítoy muerta; 

mi hermano por las tapias de la huerta? 

fi pretende matarme? 

huir quiero,mas no,que efto es culpa r- 

con!tante,aqui le efpero, (me, 

ya Ciento palios, esforzarme quiero, 

y fingirme turbada: 

quien?' quien fe entra? ala,Laura,Flora, 
' no ay alguna criada? Sale Laura. 
Laur. Quedas voces, feñora? 
Dian. Un hombre aqui fe ha entrado 

en mi quano,"atrev¿do, y recatado. 
Laur. Ay de mi l demos voces. 
Dian. A.ili fiíera 

he de falir , y ver. 

Sale Alexmdro, J Cofme» 
Alex. Aguarda, eíperaj 

yo íhy. dan. Válgame el Cielo! 

mayor es, que penfaba mi defvelo, 

hombre,ó móíiruo cruel,qué te ha mo-* 

á entrar de aqueíte modo? (vido 

Alex. Amor ha fido. 
Laur. Hombrecillo foez,y defayrado, 

quien aquí te ha metido? 
Cofm. Mi pecado,. 
Día. A morgues es amor el que aísi infama 

el honor tan íin güito de la dama? 
L¿tt.Peeado 3 pües no ay mas,íeñorBatueco, 

que fin habla r,ent reme acá, que peco? 
Dian. Buelvete Juego al punto, 

y agradece, que el íuito tan difunto 
■ me tiene el corazon,que apenas dexa 

alimentos de Veces á h quexa, 

que íi no. Alex. Calla Diana, 

no ofendas al amor mió, 

bautizando las finezas 

con el nombre de delito. 



Yo íoy Diana, que vengo 
a beber todo el hechizo . 
de tus o^os, apurando 



eíTe 



Be Don 

cííe tbfsigo divino. 
Yo foy , que huyendo furioíb 
de mi padre , y ae mi mifmo, 
dexar pretendí a Florencia, 
y buelvo ciefde el camino, 
fin poder fufrir la muerte 
de un mes que ha que no te he 
á hartarme de que me abraííén 
aqueííos incendios vivos» 
Pelota foy , que impelida 
fe buelve irritada al íitio 
de donde {alió. Saeta 
foy , que el arco ha defpedido, 
y de aver elbdo opreffa, 
fe va vengando con filvos. 
Fuente foy, quede la mano 
oprimida un rato, bríos 
cobro de la privación, 
brotada ' en rayos de vidrio.. 
Pólvora foy , que callando 
en el canon , quanto quifo 
la mano , defpues fe venga 
del filencio en eílallidos. 
Rayo foy , cuyas infancias 
en >1 feno opaco , y irio, 
abrigadas de la. nube, 
crecen deípues a prodigios. 

Y en fin , foy un hombre fofo* 
atifente délo que quifo, 

que buelve con mas violencia, 
que flecha anhelando al litio, 
que pelota buelta al centro, 
que cryftal bolando en vidrios, 
que pólvora ardiendo en llamas, 
que rayos tronando en gyros, 
que ello , y mas en quien anhela 
por ver tus ejos divinos, 
muriendofe de no verlos, 
y muerto de averíos virto.. 
Dian. Señor Alexandro , quando 
(aunque por vos os eítimo) 
os he dado yo ocaíion 
de íer tan defvanecido, 
que me queráis tan a coila 
de mi vida , y de vos mifmo ? 

Y ya que fufra el quererme,- 
que la inclinación no os quito, 
quered un poco mas cuerdo, 
que adoráis con mucho ruido, 



Francifco de Roxas. jj 

Por la fineza de verme, 
entrándoos aquí atrevido 
arriefgais mi honor , no es bien 
fer a mi coíta tan fino. 
Bolveos aprifa , por Dios, 
ó fino. Alex. Affombro divirio, 
viílo 5 que á mis nativas fierezas 

templas con dulces defvios, 
trátame mal , no me aufentés 
de tus ojos , en que vivo. 

Dian. O pefe a mis ojos ! tiempo 
es elle , quando me miro 
cercada de tantos miedos, 
de hacer requiebro el delito ? 
Vive Dios. Alex, No os enojéis, 
que temo ( aunque foy prodigio 
de crueldades ) vueitro enojo. 

Dian, Pues fi le teméis , yo os digo 
que os bolvais de corteíia, 
ü de miedo, e-íio os fuplico, 
por vos , por mi , por mi honor, 
ó ya que os mollrais tan fino, 
por mi vida , que es lo mas. 

Alex, Bien decís , lo mas ha íidov 

Dian. Pues aprifa , Laura , ' íea 
lía dilación ; el poitigo 
del jardín. Latir. Ya entiendo. 

Dian. P relio. 

Alex. Efperadj que ya que os firvo, 
me pefa que tengáis x 
tanta gana. oían. Eíto es preciíb. 

Laur, Vamos. Cofm.Por poíügofalío 
nos vacian , bellaco arbitrio; 
no daré por mi limpieza 
defde oy mas un San Benito. 

laur. Aprilá , no elle de chanza, 
quando me tiene el peligro 
fin pulfos , atrevidon, 
determinadazo , altivo, 
que ponéis en contingencia 
mi honor caíto , claro , y limpio. 

T>ian. Anda, Laura. Laur. Vamos. 

Cofen. Vamos, 

Infanta del baratillo. 

Alex.Y^L os obedezco, a peíar 
de mi amor.D/rftf.Y yo lo eítimo. 

Ha de aver una ventana en el tablado^ 

J at irfe Alexandro , tiran una 

piedra ¡>or de dentro. 

C Alex, 



Milir 



i— 



Á-¿ 



i$ 



áUx. Pero qué es ello ? Cef. Llamaron 

á cíía puerta, por Chriíío. 
Dian. Eíta es la leñal de Carlos. a¡>. 
Laur. A y Cielos ! eíte es Cadillos, af. 
aprifa.^k*. Y para efto era 
la prifa ? Dian. Aiexandro, idos 
apriía, que eite es mi hermano. 
Ati'x, Los hermanos hacen ruido 
de amantes, y entran con feña? 
Cof Con Teña los hermanitos? 
deben de fer muy camales 
dios hermanos. Dian. Ya os digo, 
que es Federico , acabad, 
notne ar reliéis os fu puco, 
que me quitare la vida. 
Alsx. No es menefter, que ya os fírvo. 
Laur. Vamos, pues. 

Bi^írcn a hacer la mifma feria. 
Cof Otra vez llaman, 
laur. Sin duda Carios te ha oído 
Aparte con Diana» 
hablar, y llama zelofo^ 
Dian. lis fin duda gran peligrb, 

ü fe vén los dos. Laur, Seguidme. 
Alex. Vamos. Cof. Vamos. 
AUx. Ya te figo, 

Laur.M¿% efperad. Cof Que tenemos? 
laur. Ay! Cof Qué te duele? 
laur. Perdido 

té me ha la llave. Dian. Qué dices? 
Cof. Mira la manga, La'tr* Y£ miro. 
Cof La faltriquera? laur. Tampoco. 
Cof £n la jaulilla? Laur. fis delirio. 
Cof Tampoco? mira en las naguas, 

•i plieg'ies dos mil , y cinco. 
laur. No parece. Dian. Ay tal defdicha? - 
AUx. Q^e determináis \ Dian. Si embio 
á Alejandro, el ha a la puerta 
fu hermano , ü a cafo elijo 
no abrirla la puerta á Carlos, 
íoípechará lo que ha fido; 
claro cite, y íi dexo que entre, 
fe encuentran aquí , y perdido 
queda con ambos mi honor; 
qué he de hacer, Cielos Divinos? 
llaman otra vez, mas recio- 
Cof. Otra vez ? ya e'io no es feria, 
fino Alguacil , ó Minülro, 
que trae fo-pío. L¿#r.Abrola puerta? 



El mas Improprio Verdugo, 



Dian. Por e- 5 u quarto, que es mió, 

podéis iroi retirando, 
halla el jardín , y efeondidos 
entre las hojas cílar, 
haíra que baxen á abriros. 
j/^.Cntremes,pues. Dian. Abre: tu. 

laura fe va por' el otro lado. 
Alcx.^ Veré íi fue Federico, 

efeondido aqui. Cof Bien haces. 

Entran fe Los dos , j Xken dentro Carlos, 
laura,) Damián. 
Laur. Detente, has perdido el juicio?. . 
Car. Dexame, Laura, laur. Detente. 
Cari. O haré que los zelos míos 

buel van ceniza la caía: 

yo he de entrar. Dian. Y yo lo miímo. 
Laur. Mira feñor. 

Yntran los tus, laur a^Damun^ J Carlos» 
Vam. No ay eícufas, 

todo lo avenios oido. 
Dian. Qué es eíto, Carlos? mi clueño, 

mi bien, mi feñor, tve y mió. 
Cari. No vengo, ingrata Diana, 

de mi agravio períuadido, 

crédulo a eí cuchar ternezas, 

cobarde á feo t ir defvios, 

ciego a pagarme de engaños, 

y infinitamente remifo 

á bufearmeíatisfecho, 

quando me encuentro ofendido* 

A apurar mi agravio vengo, 

y a fer efeandalo altivo 

Ue mi otenfa , depreciando 

aun la d ud a p o r al i v i o . 

Yo he de examinar tu cafa, 

y el (emólante aborrecido 

de mi agravio cara á cara • 

he de ver, íi el e>e¡o miímo::: 
D'un. Detente, Caí -ios, efpera, 

( apenas el pecho frió 

halla la voz) y detente, 

no creas ( mas harto he dicho) 

no creas, pues foy quien fov, 

y pues fiempre te que querido, 

jo que vés , quiero decir, 

lo que tu pienfas que has viílo; 

donde vas? detente. C^r.Bnvano 

me' detienes, es delirio. 
Dian.-No has de entrar, viven los Cielos. 

Car. 



■■ 

■ 



Be D.Frandfca 
Cari Si Te pufieran los rifcos 
x del Caucafo enmedio, Rieran 

para mis zeios de vidria. 
"Di mi. Tfpera. Cari. Ls en vano. 
laur. Aguarda. Dian. No quiero. 
Cari» Aparta , que altivo 

he he ver. 
Salen Alex¿ndro , j Cofme. 
Alex. No e s me n <- ! le r; 

yo foy. Cari. Que miro! Alex. Qjaé veo! 

Válgame Dios i Cari. Muerto eiloy! 
Dam. Por San Cofme, que es Cofmitío! 
laur. Mucho fe ha apretado el paífo, 

aríoxemo:le un poquito. 
Alex. Carlos en aquella cafa? 
Cari Alexandro aquí efeondido? 
Alex. De colera hablar no puedo. 
Cari. De turbación no reípuo. 
Dian. Los aféelos de los dos 

en mi pecho elün unidos. 
Cari. Pues como tu en ella cafo, 

viendo' que a Diana eftimo? 
Alex. Pues como tu aquí , fabiendo 

que Di. na es Dueño mió? 
Cari. Tu de Diana galán ? 
Alex. Tu de Diana marido? 
Cari. Tu á mi efpofa? Aíex.Tu a mi dueño? 
Car. Tu contra mi honor altivo^ 
Alex. Tu contra mi güito amante? 
Cari. Vengaré los zelos míos. 
AUx. Cenizas te hará mi enojo. 
Dian. Efperad, tened, que el brío 

echa a perder, ii , mi honor; 

turbada e¡loy, íi , en mi digo;j > 

ni hallo voz para templarlos, 

ni hallo con qué perlüadirlos. 
Alex. Habla ; como me detienes, 

quando ardientes rayos vibro? 
Cari. Habla ; como me fufpeudes 

la_razon con que me irrito? 
Alex. No rcfpondes? Di.ir?. Muerta eítoy! 
Cari. No acabas? Dtan. Todo es delito. 
Alex. Pues buelvo a flechar mi enojo. 
Cari. Pues buelvo otra vez altivo. 
AUx. Riñe, aborrecido hermano. 
Cari. Hermano cruel , ya riño. Riñen. 
AUx. Aquciía vez de tú farvgfe 

rae he de hartar. Cari. Un bafilifeo 

de rni agravio es ella efpuda. 



de Rox.is. 1% 

Dua. Gran-tíefdíchalCo/*. Torvcllinos 

de carne humana parecen. 
laur. llamemos gente. 
Alex. Corrido 

eíioy de que tanto dures. 
Cari. Riñe, y verás un prodigio* 
Alex. Cenizas he de bolverte. 

Sale Cefar , J laura. 
laur. Acudid preíto. Cef. Qué ruido 

es efie ? Válgame el Cielo! 

eítos dos no fon mis'hijos ? 

Hijos, detened. Alex. Quien eres ? 
Cef. Vueítro padre íoy. Cari. Qué miro! 

iblo cíle nombre pudiera 

refrenarme , ya rne rindo. 
Alex. Aparta, riñe, cobarde. 
Cef. Qué es cito Alexandro? hijo. 
Alex. Nadie fe me ponga en medio, 

que llevaré de camino 

quanto fe ponga delante.' 
Cf/.Tu padre ioy. Alex. (guando riño, 

no tengo padre: cobarde, 

riñe ya. Cari. Si no has creid© 

mi valer , yo haré que veas* v 
Cef. Tente , infame, 

tente , hijo. 

Deteniendo a Carlos* 
Cari. Ya-ta refpeto me yela. 
Alex. Mas con tu vida me irrito. 
Cef. Aparta, ó haré que veas 

por fuerza, fiero prodigio, 

mi valor. Alex. Impera, aguarda, 

ten el acero, el cuchiíio, 

que rae matas, y es impropio 

fer Verdugo de fu hijo 

un padre : válgame el cielo ! 

muerto íoy , un yelo írio 

íe ha introducido en mis venas. 
C*ij/. Sufpenfo eítoy, y í:n bríos! 
C e f. Apartad hijos, ingratos 

ai ser que aveis recibido, 

ó haré. Cari. Ya por ti íuípendo 

el enojo. Alex. Ya deíiito 

a mi pelar, de mis iras. 
C^.Idos r pues, fieros cuchillos 

de mi vida , y de mi í.ingre. 
Cari. Ya te obedezco rendido. 
AUx. Ya á mi pefar te obedezco. 
Cari. Qué deidad en ti adivino. 

C z Alex, 






— ~ 






20 



El mas Improprio Verdu¿ 



Alex. Que en ti miro oculta fuerza 
Cari. Que refpeto con dcfvios. 
Alex. Que me aparta con horrores, 

y en ti contemplo un Miniilro 

de mi muerte. Vafe* CarL Y en ti veo 

de Dios un traslado vivo. Vafe* 

Cofm.Gran prodigio ! Vafe. 

Danu Grave aílbmbro ! Vafe. 

Laur. Secreto ha fido divino. Vafe. 

Drf/w.Gran deidad la de los padres* Vafe. 
CayU Grande amor el délos hijos. Vafe. 
Sale Cafandra medio defnuda >] F¿n 
derico huyendo. 
Caf. Detente, aguarda. Ttd. Es en vano, 

dexame. Caj. Traydor , efpera, 

haz que con tu efpada muera. 
led. Suelta, Cafandra. Caf Villano, 

no has de falir. Ved. Es canfarte. 
Caf. Vive Dios. Ved. Cafada eres ? 

Qué mefigues? qué me quieres ? 

fueltame. Caf No has de efeaparte, 

que la puerta eílá cerrada. 
Weú. Ventabas ay , quede ti 

huyendo no es fienefi, 
Sácale la efpada» 

'arrojarme. 
Caf. Pues tu eípada 

me ha de vengar , porque reas 

íi mi honor mas atrevido. 
Ted. Bien harás , imita á Dido, 

pues re dexo como Eneas. 
Caf. Eípera. Ved. Ya por aquí 

he con la puerta encontrado; 

á Dios , que ya me he vengado 

de tu linage , y de ti. 
Entrafe por una puerta» 
Caf Ha traydor ! mas es en vano 

eícaparte, aunque has huido, 

que por ai te has metido 

en el quarto de mi hermano, 

que no tiene otra íalida, 

fino es ella puerta , y preíb 

haré que mi honor. Sale Cefar* 
Cef. Qué es eflb ? 

qué voces? O/I Yo eíloy perdida. 
Cef. Cafandra , qué efpada es ella \ 
Caf De temor eíloy elada. ap* 
Cef Yá tu filencio culpada 

te dexa fin la reípueíla. 



-augo* 

Caf. Señoril mi honorrCe/.Honorl 
mal principio perdonad, 
muy grave es la enfermedad, 
que comienza por honor. 
A quien cerraíle «fía puerta? 
habla , íi en mal tan terrible 
tienes voz. Caf Yá es impoísible 
encubrirlo; yo eíloy muerta 1 
Quiero decir mi pafsion, 
para que apliques prudente 
los remedios al doliente, 
conforme la relación; • 
y afsi , fabe que mi afrenta. 

Cef. Tente, aguarda; quien vio ta!¿ 
que tenga el enfermo el mal, 
y que el Medico ie fiema ? 
Sale Alexandro al fono* 

Alex. En cafa le bufearé, 
oy mi hermano morirá; 
pero aquí mi padre eílá, 
no me vea , efperaré. 
Sale Carlos por el otro lado al paño* 

Cari. Oy viera Alexandro en mi, 
quando mi padre llegó; 
pero aqui eílá , no me vio, 
pues quiero efperar aqui* 
Aparte cada uno. 

Cef. Muda Cafandra fe vé, 
faber temo lo' que pienfo. 

Cd/.Mi padre calla fufpeníb, 
temiendo lo que diré. 

Cef. Pero íi en la dilación 
la padezco , oyga la ofenfa. 

Caf Mas fi del caílar la pienfa 
diga clara mi pafsion. 

Cef. Y pues de la duda sé 
el mal, aunque no el origen, 
pues mas las dudas me afligen, 
ov el origen labré. 

Caf. Y pues tengo aqui al villana 
que adoré , fin reíiílcncia 
muera , 6 aqui por violencia 
remedie mi honor fu mano. 

Cef Eíie es el medio mejor, 
nadie efeucha , á folas puedo 
perder á mi honor el miedo; 
había , dime tu dolor. 

Caf Eílo es en defdicha tal ap» 
lo mejor , vencer intento 

los 



_..;ii— M 






De Don 

' los grillas del féntlmienro, 
pues oye , cicucha mi mal. 

Cefi Harto valor es. oir. 

Caf Harta oííadia es hablar. 

Cef Pues habla, íi de he efeuchar. 

Caf Pues oye , íi he de decir: 
Siempre fue pafsion , ó Ceíar ! 
(que no he de llamarte padre, 
hada que tu lo parezcas, 
quando llegues a vengarme. ) 
Siempre fue pafsion Ibrzoía 
( ya lo fabrás , note efpantes ) 
de la juventud amor, . 
culpa de los hombres fácil. 
Permíteme que fin miedos 
por eíte delito paíle, 
porque 11 empiezo a temer 
en elle , que es difculpable, 
como es fuerza que te diga 
otro mayor , y mas grave, 
quiza no hallara razones 
que te venzan, y te ablanden, 
acohombrada ¡a lengua 
á temer en ella parte; 
y afsi, guardadas íe queden 
para lo mas importante. 
Amé , en fin ; ya eíta fupueíto, 
que no es culpa íer amante, 
amáronme, ya fe vé, 
que no es mucho que me amaíTen* 
Un principal Cavallero 
( algo diículpa la fangre ) 
fue el imán de mis fui piros, 
y el centro de mis peíares, 
Huelfo fue, y en mi delito 






fer 



de contrario linage 



no es lo mas ; tampoco es efto 
en lo que he de embarazarme. 
Mírele como rendida, 
afsiitióme como amante, 
defendime como noble-, 
Infrióme como cobarde. 
Paííó ea filencio íinezas, 
olvido amorofos lances, 
callo agora galanteos, 
y muíicas doxo aparte, 
cartilla por donde empiezan 
á enfeñarfe los amantes; 
o nunca el vil Federico 



Franc?fo de Roxas* 

lo fuera mió , pues fácil; 
pero aun no es tiempo de quexas, 
preíto llegarán, no es tarde, 
y como en la guerra fuelea 
los aitutos Capitanes 
ganar por trato la fuerza; 
que no Tupo vencer Marte, 
viendo que rebelde dura 
mi honor , fuerza ¿nexpuguablej 
íitisda en vano de quexas, 
de alhagos batida en valde, 
entro por trato en las fombras 
dé la noche , a que le guarde 
una criada , que fiempre 
de fuyo, fin importarles, 
fon demonios del honor, 
que mueren por tener parte 
en el delito , viviendo 
de las culpas que otros hacen* 
En fin , eita noche : ó nunca 
la fombra , padrino infame 
de los delitos , huviera 
vellido de negro el ayre ! 
En fin , ella noche mifma, 
quando empezaba á fiarles 
á la íoledad , y al lecho 
tantas ocultas verdades, 
que tuvo embueitas el dia 
entre las cifras del trage. 
Trille , aífu irada , y confufa 
veo falir ( fuerte lance ! ) 
de junto a mi lecho un hombre, 
que el fulto creció gigante. 
Doy voces , él me aílegura, • 
empiezo yo a asegurarme, 
deícubrefe , y menos ciega,, 
conozco que era mi amante. 
No tanto acaíb ofendido 
de mítica huella errante, 
á morder a quien le pifa 
fe buelve irritado el aípid; 
como. yo , de Federico, 
culpando la acción infame, 
me ofendo , defembaynando' 
en ofenías , y en ultrages, 
quanto unamuger (que es mucho) 
decir enojada íabe: 
ddpidole ciega , y toca, 
replica ciego ,\ y 'amante. 



■ • - ■ 



22 E¡ mas Impr 

Hablóle yo con no verle, 
reípondeme con mirarme, 
ruega quexoío , y humilde, 
oygo cruel, y arrogante, 
no me obliga con ternezas, 
no fe ofende, de deíayres, 
defpidole mas con voces, 
y él por fia fin hablarme. 
O. como fon mas mañofas 
las porfías del temblante! 
porque al fin,iü amor,fus quexas 
fus ternezas , fus pelares, 
fus replicas , fus triítezas, 
( que. engañando con el trage, 
pidiendo llanto a ios ojos, 
fe virtieron de verdades ) 
labrando , en fin , en mi pecho 
poco apoco., por matarme, 
primero un oírle folo, 
v defto un foio efeuchark, 
luego atender de curiofa, 
deípues íentirio de fácil, 
luego ciega no ofenderme, 
defpues íuípenía dexarle; 
y en fin , torpe de piadofa, 
y de ladimada afable, 
y rendida de muger, 
que eíte es el mayor* achaque, 
vino a formarte en mi pecho 
un bolc&i , un fuego , un aípid, 
que alimentado en mi pecho, 
hizo en mi, que yo cobarde, 
fin manos la reíiitcnciaj 
y fin gana los deíayres, 
feñéfle 3 pero que 'digo ? 
ja voz , el fílencio embargue, 
la vergüenza , el labio yele, 
lo es julio que me declare, Jj 
karto he dicho para hija, 
harto entiendes para padre. 
Dicme palabra de efpofo,) 
y con juramentos graves 
aíTeguró la promefía 
el tra) dor : O que mal hace 
quien cree los juramentos 
de tahutes , y de amantes ! 
Kú te irrites , no te ofendas, 
que agora , para ablandarte, 
faco aquellas prevenciones 



oprj o Verdugo. 

que tuve guardadas antes* 
Ya fon rmneder , tenor, 
todas aquellas piedades^ 
ó fino rómpeme el pecho 
antes que en culpa tan grave, 
tepas;ó padre 1 ó tenor l 
queaan no pararon mis males, 
porque el traydor Federico, 
deípues que rendido amante, 
pretendiente eítuvo fino, 
premiado pagó en defayres, 
porque cautelóte , y fiero; 
oye la maldad mas grande,- 
que caber puede en un hombre, 
con ter tanto lo que cabe. 
Cautelofo , fiero , ingrato, 
deípues que triunfó ar.ogante 
de mi honor, al deípedirfe, 
en vez de alhagos íuaves, 
me dixc : O nunca en mi vida 
ellos órganos capaces 
de tanta eípecie , en mi ofenfa 
percibieran fus defayres ! 
Nunca entraran fus razones 
á la fantefia, antes 
las voluntades , y las cuerdas 
deíte reiox elegante 
de ía vida, fe rompieran 
en delirios incapaces; 
porque ingrato, aleve, injurio, 
me dixo , que por vengarte 
de la opinión de fu hermana, 
de quien Carlos es amante, 
fingió promeííasde eípofo 
( qué extraordinario corage ! ) 
por vengarte de noíbtros, 
en, mi honor mas anogante, 
pareciendole las vidas 
pequeña venganza , y fácil 
para el reilcof que los Huelfos 
tienen á nuefiro jinage. 
Yo fu r i ofa , y o ten d i d a , 
hendiendo á veces los ayres, 
torcer tes internos quiero, 
éi rne p ga con dexarme. 
Sigole efendida , y ciega, 
huye culpado , y cobarde, 
hablóle como fin henra, 



reípondeme como infame, 



rué- 



Ve Don Franjeo de Rcxa.t. 



ruego, y irritafe al ruego; 
hablo, y no quiere cícucharme; 
detengcle ciega , y loca, 
quiere furioío eí cepa ríe, 
Tacóle fu mifmo hamo, 
pie ufa que la puerta fabe, 
cntráfc en aquefle quarto, 
ce.' io advertida la llave, 
llegas -tu, donde en diluvios. 
Sale Akx andró. 
AÍmi Detente, aguarda , no palles 
adelante , ya te he oído. 
Sale Carlos 
CmL Yo también,} he de vengarte. 
C&f Ay de mi 1 que en ellos remo 

mas rigores que en mi padre. 
Q¿f, Hijos , íi en eíla dcfdicha 
puede mi llanto. A'wx. No gaítes¿ 
el tiempo en pedir las quexas, 
que no es tiempo de quedarte: 
muera Federico , y mueran 
quantos Hu elfos arrogantes 
fangre tienen , que mi ofenía 
en roxos diluvios labe. 
Sepa Florencia. Cari Alexandro, 
no íiempre tienen los males 
medicina en el hazero, 
remedios ay mas ftiaves. 
Federico receloíb 
de fu. hermana , por. ultrage, 
■iin intento de cumplirlos, 
dixo , quiza eübs defayres, 
de Calandra en el honor. 
El mas peligrólo ¿achaque, 
es , no cafaríe con el, 
aunque á Federico mates. 
Yíxcx minemos primero, 
li acaío lleva adeianre ' 
los intentos de ofendernos, 
y lino quiere caía ríe, 
muera entonces , que yo folo 
haré que Italia íe efpame. 
Cafi Bien dice Canos , bien fuenaa 

en mi oido ellas piedades. 
Alex. Calla , no ofendas rerruíb 
con razones femejantes 
mi pundonor , que le corren 
mis oidos de efeucharte. 
Fuerabueno , que en los Huelfos 



la fargre de £a!víatí 
fuera íbborno a una ofenfa? 
Con un Huello hade cafara 
la hermana de un Gebelino, 
haciendo que agora falte 
en nofotros el rencor 
que anciano en las verbas arde* 
Cef Bien dkc , mi honor apoya 
elte rigor , por mi ultrage^ 
muera Federico. Cari. ílfpera, 
mira , feñor , lo que haces, 
que fu muerte idamente 
nueftro he ñor no fatisface. 
Quando por un brazo folo 
el cuerpo peligra , antes 
que Je corte rigoi -oío, 
i Líele el Iviedico aplicarle 
otros mas fuaves medies, 
por íi acafo ion bailantes: 
peligrólo etta tu honor, 
yo \e con lucilo el achaque, 
con fangre pide el remedio; 
-pero averigüemos antes 
íi bailan otios remedios; 
y íi acafo no bal bren, 
cortemos el brazo entonces 
para que eí daño fe ataje. 
Caf Señor , aunque agora diga 
que conmigo ha de cafarle 
Federico , lera el miedo 
quien por aora le ablande, 
y defpues quiza en mi vida 
te vengara mas cobarde. 
Y afsj^pues él es en mi cípoCo t 
en quantoá mi honra , pague 
el intento de ofendernos, 
muriendo,y defpues matadme, 
que con eire mifmo hazero, 
cuando hs brafas me falten, 
Porcia íh'é de Florencia, 
que baila el corazón me trague 
las llamas, por ver íi encuentro 
en él a un ungido amante. 
Cef Ea, Calandra , bkn dices, 
mas tienes tu de mi fangre, 
que Carlos; muera el aL- ve. 
Álex. Agora íi que mi padre 
has parecido ; ella vez 
eiie nombre he de llamarte* 



— m 

23 



-4 

Muera Federico , inunde 

mi venganza quantas calles 

tíese Florencia, y los Huelfos, 

para que mi fed fe apague, 

ie defaten en diluvios 

de humana purpura , en mares 

de fangre. Cef. Vamos , qué efperas ? 

Cari. Mira , padre. Ce/. No me llames 
padre. Cari. Hermana. Caf. No io íoy, 
pues no te irritan mis males. 

Cari. Hermano, ¿/ex. No lo pareces 
en fer infame , y cobarde. 

Cari. Hitáis yá reíuelto ? Alex. Si. 

Cari. Ha de morir ? Cef. No te canfes. 

Cari. No ay otro medio? Cef Na ay otro. 

Cari. Pues entremos a matarle, 
que bien pude yo prudente 
lo mejor aconfejarte; 
mas íi lo peor eliges, 
no fuera mejor dexarte, 
que bien puede errar un hijo 
en loque yerra fu padre. 

Akx. Pues muera el vil Federico* 

Ccf Labe mi honor coa íu fangre, 

Caf Pague íia vida fu intento. 

Cari. Corran de fu fangre mares» 
Jados quatro. 

Todos. Para que ícía una pfenía 
con quatro venganzas pague» 

TORNADA TERCERA. 

Entren Cofme llenó de polvo ,j Alexan- 

dro lleno de fangre, faltando poco apo- 
íOyCemo que Jalen a oh furas. 

Cofn. Tu que íabes deltas cofas, 
y tu , que nunca has temido, 
jefpondeme donde eítamos, 
f i hemos faltado ázia el Limbo; 
que elle feno es para mi, 
o mas proprio , o"^ mas debido, 
pues aunque eítoy bautizado, 
contigo me desbautizo. 

Mex. Habla quedo,y no te pierdas, 
que eftá á obfcuras.Co/Yá te digo 
que no me puedes perder, 
ái traes nances. Alex. No he viíto 
íenda 5 o linea donde pueda 
librarme yo de mi mifmo. 

Cof. Defpues que con la del Martes 



El mas Improprio Verdugo. 

le has pegado á Federico, 
con la deHyiiercoJes temo 
que te han de pegar , amigo. 

Tropieza con un bufete. 
Bufete es Q[te por Diós % 
¿ex. Y elta es puerta. 






Cofm. Señor mío, 

diícurramos , que para eño 
nos hizo. Dios entendidos; 
tu eíta noche te tiraíte 
á eíle texado vecino 
.deíde tu cafa , fin ver 
que es tu texado de vidrio. 

Alex, , Dices bien , los dos faltamos, 
y á eíta caía hemos venido, 
que sé cuya es. Cofm. Ni yo. • 

Llaman recto a una puerta y que eftaú 
enmedio del teatro. 
Que llamaron imagino 
á una puerta. '¿/ex/Dices bien. 

Cofm. Si acaío nos han feguido, 
como nos vieron faltar ? 

Alex. Puede íer , yo me retiro 
ázia elta parte. Cofm. Pues yo, 
mefa , como ígleíia , pido. 

jto.Puerta-es efta,otra vez ilaman, 
mas qué importa ? Vafe. 

Cofm. Acaboíjto, 

li oyeron donde faltamos, 
no doy por mi vida un higo. 
Metefe debaxo del bufets. 

S alen Julia y y Diana con luz, , medio 

vefiida ¡y a efe mifmo tiempo llaman 
a la m'tfma+puerta. 

Jtíl. Tente , donde vas Diana ? 

Dian. A los golpes me lie vellido, 
que he efeuchado. Jul. Quien ferá ? 

Dian. Si es mi hermano Federico ? 
pruebo á abrir. Jal. Tengo temor» 

Dian. El corazón atrevido, 
roto el bolante del alma, 
íc" defeoncierta en latidos. • 

Jul. No acierto. Dian. Dexa la llave, 
Alfre la puerta , j {ale Carlos. 
Entra , acaba , Federico, 
como tan tarde? qué es eíto ? 
bronce ciado me corrijo. 
Cari. Diana ? Dian. Carlos l dulce efpofo, 
turbada eítoy , dueño mió, 

imán 



—i 



-i 



— 



De Don 

imán feguro que atrae 
los yerros de mi alveario* 
El color como trocado, 
el paffo como atrevido, 
como fin rienda el defeo > 
la pafsion como fin tino, 
la voz como fin palabras, 
como el dolor fin íuipiros, 
a eftas horas ( pena grave ! } 
arrojado ( tuerte indicio ! ) 
pretendes ( poca atención ! ) 
profanas ( grave delito ! ) 
el templo ( cruel empeño ! ) 
adonde ella retraído 
de tus palabras mi honor, 
de tus méritos mi arbitrio* 
de tus defvelqs mi fama, 
de til atención mi delirio, 
de tus quexas mi conítancia, 
y mi amor de tus hechizos- 

Cari. O pluguiera á mi dolor, 
( mucho-jaro , mucho digo ) 
que Rieran para mi voz 
mas capaces tus oídos ! 
Ay mal lograda hermoííira ! 
ay roxo clavel marchito ! 
que el roció le dio alientos* 
y fe los quitó el granizo 1 
Ay defvanecida fuente ! 
que oy exemplo tuyo mefmo, 
al Monarca de los mares 
pagas feudo cryítalino» 

Dian. No me fufpendas las penas 
con rodeos tan prolijos, 
no es profundo mal el mal 
que halla vado ai referirlo. 
Mal que tiene fondo en llanto, 
eííe , íi , es mal mas aclivo; 
pero el mal que ázia la voz 
difeurrir íabe el camino, 
no es mal, pues puede explicarle, 
Según eíto , bien colijo, 
que íi por tantas veredas 
admite tu pena alivios, 
oy hypocrita modeíto 
de tu pena , y dolor vivo 3 
parecerá que je fiemes, 
mas no que labes íentirio. 

Cari* Como para declararle 



Franctfco de Roxas* 25 

tantas lendas folicito, 
te parece que las hallo, 
y no es fino que las finjo. 

Dta:¡. Pues (i con la voz no puedes^ 
con los ojos te fuplico, 
que del alma racional 
fon los mejores fentidos, 
que hagas la feña á tu pena» 

Cari. Diana , ya te lo digo, 

porque no ay tan muda lengua, 
ni labio , que cité tan tibio, 
que para una voz , íi es fola, 
no fepa esforzar fuf piros» 

Dian. Pues dila preíto. 

Cari, Ay de mi ! 

te he perdido, vían. Me has perelido? 
como , Carlos ( fuerte pena ! ) 
me has- perdido \ ( muerta vivo ! ) 
foy tuya \ Cari. No lo (eras* 

Dian. No has de quererme \ 

Cari. Es predio. 

D¿*í».No he de pagarte ? Carl.TLs dudoío. 

DhuPoc qué,Carlos?Ctr.Te he ofendido» 

Diait.Qj.ie es la ofenfa ? Cari. No lo sé. . 

Dian. Dimela. Cari Fuera delito. 

Dian. Fue foi zofa ? CarU Fue forzóla. 

Dian. No proíigues? Cari No pro figo» 

Dian. No debe de fer gran mal, 
mal que yo no le adivino. 

CarU Pero yo en qué me fuípendo ? 

Dian. No tengas tan indecifos, 
mal colgados de tu voz, 
tantos iinages de indicios. 

Cari. Dl^o, que. Dian. Solos citamos. 

Cari. Julia > cierra eííe poítigo. 
Cierre falia* 

Dian.Ojos tiene tu pafsion ? 

no la temo. Cari Eíloy perdido ! 
Yo tengo honor. 

Dian. Quien lo niega ? 

Cari. Pues , yo, dulce dueño. Dian. Dilo. 

Caí i. Tengo zelos. 

Dian. Tu con zelos, 

y me llamas dueño mío ? 
De mi tienes eíTos zelos, 
y de tu amor lo colijo, 
porque quando eítais zeloíbs, 
citáis los hombres mas finos. 

Cari. Ya fabes que tengo hermana. 
D pian* 



% 6 £¡ mas ín 

Dian. V que íoy fu amiga has vi ir o. 
Gíj/.Pucs ihtí&Q hermoiaCafandra, 

y muy galán Federico, 

o. por amor , 6 por rema, 

ó ciego , 6 defvanecido, 

de la fuerza de mi honor 

romper la muralla quifo; 

Argos Alexandro entonces, 

que con cien ojos ha viíto 

mi, agravio , porque el honor 

es Lince para el caítigo; 
Llaman mas recio. 

pero á la puerta han llamado. 
"Dian. Sin duda que es Federico, 

y afsi Carlos. 
Cari No es tu hermano. 
jy¡an. Quien ferá ? 
'jul. No lo he entendido. 
Pww.Mata la luz. 'jul. Que me place. 

Mata la luz,. 
Dwz. Oyes, lleva á Carlos. ^ul.D'úo. 
Dian. A mi retrete. 
Tome a-Carlos de U mano ^uliay Ale- 
xandro [ale for donde entra» 
Alex. A eíta puerta 

han llamado , y yo no he viíto, 

con requerir tantas piezas, 

á mi libertad camino, 

yo he de Talir á la calle 

por la puerta. ^ul. Vén conmigo. 
Alex. Azia aqui ha de eftar la puerta. 
jul. No me íigucs ? 
Cari. Ya te figo. llaman* 

Vían. Mas golpes dan. 
Cari. Mas qué es ello ? 
Encuentran el uno cen el otro 9 y abra- 

K>anje¡ procurando detener fe el 
uno al otro. * 
Alcx. Hombre es, ó el ta&o ha mentido, 

el que en mis brazos confiento. 
Carl.Hcmbre es eíle, que ofendido 

me íliípende valerofo 

mis impulfos bien nacidos. 
'jul. El diablo anda en Cantillana, 

yá eícampa , y llovían ladrillos, 
Alex. Buho, quien eres? que oífado. 
Cari. Quien eres tu ? que atrevido. 
Alex. Me füípendes ? 
Cari Me detienes \ 



,___ — 



:<¡>roprio VerdugW 

Dian. ..I cifcbntrd a Federico, 
aquí el remedio mejor 
es abrir , pues afsi evito 
á exc cu dones tan nobles 
tan evidentes peligros: 
Entre quien: pero qué veo] 



Abre la puerta Diana >y fale el Duque t 
J dos criados delante con haibas.y los 
dos fe apartan , empuñando 
las cfpadas. 
Car!. Qiié es ello Cielos ! 
Duque. Qué miro ! 
Dtan. O es iluíion de la idea. 
Alex, O es ente de los fentidos. 
Duque. O es antojo del defeo. 
Cari. O es que finjo lo que miro. 
Dtan. O eíle es Alexandro, Alex. Oeítc 

es mi hermano atrevido. 
Duq. Eítos fon los que mataron 

inocente á Federico. 
Dian. Pues muera mi amor de enojos. 
Alex. Muera de zelos mi indicio. 
Cari. De zelos mi amor fe quexe. 
Duq. Pero aqui , como han venido ? 
Dian. Aqui el gran Duque \ qué es elfo? 
Alex. Mi traycion me da el caítigo. . 
Cari. Mi culpa me trae al ricino, 
Daq. La pena trae fu delito. 
Dtan. En mi cafa vueftra Alteza 

tan tarde ? fin reparar. 
Duq. Tened , que os vengo á avífar. 
Cari. Agora mi mal empieza. 
Duq. Un fuceíío , que por cierto 

le ha de fentir mi dolor. 
Dian. No me detengáis , feñor; 

qué es l 
Duq. Que vueftro hermano es muerte. 
Dian» Pues porque llore conltante 

mi amarga infelice fuerte, 

decid, quien le dio la muerte? 
Duq. Los dos que tenéis delante. 
Dian. Señor , advertid , mirad; 

ay tan infeliz muger ! 
Dnq. Qué decís i Vían. Que puede fer 

que fea yerro. Duq. FJto es verdad. 
Dian. Pues como en' tantos enojos* 

y en tan precifas ofenfas, 

le atreven á eftar fu ípenías. 

mis 






De D.Frzncifco 

mis lagrymas en mis ojos ? 

Como á vengar no me obligo 

ella injuria? ella traycion \ 

y como no es mi pafsion 

prevención de fu caítigo ? 

Sombras de otros cuerpos midas, 

los dos de otras dos mitades, 

que á tan dudoías verdades 

dais tan obedientes dudas; 

refpondedme á lo que os digo, 

decid , quien os ha enfeñado 

á prevenir el ftgrado 

en cafa del enemigo l ■ 

Decid ( terrible dolor !) 

como cfteafe&o me llama? 

pero primero es mi fama, 

que es antes que fue mi amor. 

Como vueltro hazero atroz 

le ha muerto ? mi pena irrito: 

hablad , fino es que el delito 

os aya elado la voz. 
C¿r/. Yo, por qué, íi ha fido ofenfa, 

que yo á Alexandro primero. 
Diítn. Tan retorico el hazero, 

y la lengua tan íufpenfa l 

Si huvo^hazero á la traycion 

con filos para el agravio, 

afilad la lengua al labio, 

y paliadme el corazón. 

£a , que yo efperaré 

en tanto abifmo de males 

vueítras heridas mortales. 
ji¡ex. Oíd , que yo os lo diré. 

Que yá fabeis , imagino, 

que íoy cruel , y tyrano, 

que era Huelío vueftro hermano, 

y que yo íoy Gebelino: 

pues con cautelólo amor 

íabed , que amante , ó aítuto, 

pretendió coger el fruto 

en el jardin de mi honor. 

Tengo hermana , y es muger, 

y en fin , con amor fin par, 

como el la fupo engañar, 

ella le íupo querer. 

Del cafo me aíTegure 

con evidencias bailantes, 

porque fiempre los amantes 

pienfan que nadie los vé. 



de Rcx.ts. 27 

Llaíii S a mi padre,y mi hermano, 
fu fan^-e elada encendí, 



ell 



os cuerdos , yo íin mi, 



ellos crueles , yo inhumano. 
O por valor ,ó por fuerte, 
que el vencer fortuna es, 
hemos cobrado los tres 
noble venganza en fu muerte. 
Eítos fueron los recelos 
que aveis llegado á tfcuclur, 
agora falta cobrar 
otra venganza á mis zelos. 
Como luz , que en la mañana, 
confunde la noche fria, 
dando quilates al día, 
adoro ai íol de Diana. 
Que Carlos lo fabe , es llano, 
y pues íabiendoloafsi, 
otra vez le he hallado aqui, 
he de matar á mi hermano. 

Y el Duque , y todos fe eílén 
mirando lo que yo hiciere, 
porque al que me lo impidiere, 
he de matarle también. 

Mi valor , y mi oífadia 
oy á mi venganza atiende; 
fangre, que á mi fangre ofende, 
no es pofsible que fea mia. 

Y afsi , Carlos enemigo, 
pues das zelos á mi amor, 
por fanear mi dolor, 

he de comprar mi caíHgo. 
Saque la cfpddtt. 
Cari. Efcucha, Alexandro,ypienfa, 

que aunque me cueíte la vida, 

íupueíio que es permitida, 

me he de poner en defenfa. 
Akx.Sera tu defenfa en valde, Riñen» 

vos en valde le amparáis. 
Diaru Ay tal pena ! 
Duq. Qué efperais ? 

ea , prendedie , ó matadle. 
Alex. Dáteos la muerte primero. 
Cari. Eífcraña refolucion ! 
Alex. Cielos , que en efta ocafion 
Qujebrafele la efpada. 

me haya faltado el hazero ! 
Dtt¿j.Date a priíion , 6 tu muerte 

has de ver en mi venganza. 

D z Alex. 



' 









-**-*. 



2 8- Elwaslwp 

ÁltxX* no hallo humana efperanza; 

cobardes , . de aquella fuerte, 
Ttrales U guarnición , coge el bufete >y 
Cofme fak debaxodel. 

he de quedar fatisrecho, 

íi mi ira a mi induítria apoya. 
Cofm. Dcfcubrióíe ella tramoya, 

acá bofe , aquello es hecho, 

cayo. Dnq. Aíidle. 
Cofm. Cierra Efpaña. 
ÁLcx. Que agora cayeíTe yo ! Cae. 
Cofm. Mejor fue que tu , y cayó 

la Princefa de Bretaña. 
Vrendm los triados a Alexandro. 
Alex. Vengad me Cielos , de mi, 

que me deis caftigo es bien. 
CrofMzs que el Duque cae también 

en llevarme preíb a mi. 
Duq. Carlos,- dadme vucítro azero* 
Dian. Qué defdichá 1 qué rigor i 
Cari. Y con mi azero , fe ñor, 
- mi vida ofreceros quiero. 

Dale U efyada, 
Dian. Que eíloy fin alma conüeííb. 
Cofm.Que han de llevarme acredito, 
Duq. Yo veré vueíiro delito, 

vueílro padre ella ya preíb. 
Dian. Murió mi efperanza vana, 

pero primero es mi honor, 

juííicia os pido , feñor. 
Duq. Yo os la prometo , Diana, 

venid. CaiL Nací defdichado! 
Dian. Nací infeliz , foy amante. 
Duq. Vaya Alexandro delante, 

y traed eíTe criado. 
Ce/.Zaparos. Di^.Defdicha fuerte! 
Cari. Pero mi vida qué cfpera ? 
Dian. Ay Carlos , y quien pudiera 

caíligarte ,y defenderte ! 
Van fe, y fak Lamían con grillos? y con 

cadena Cejar. 
Cef. No me confueles , Damián, 

dexarne ya. Dam. Ya te dexoj 

pero coníüeíame a mi, 

pues no quieres mi confuelo. 

Dimos en la ratonera, 

pefearonnos el coleto, 

que elle enlenguageGeamano, 

es bocablo de ázia adentro. 



toprio Verdugo. 

Cef Ay mi Alexandro! ay mí hijo. 

Dam. Agora íaies con eifo ? 
quando eitamos en la trena, 
tan apretados , que temo, 
que ya que no en caperuza, 
nos han de dar en peícuezo ? 
De Alexandro no receles, 
porque defde el jardin nueílr® 
eligió falto de tapia, 
por no andar rogando a buenos. 

Q/.Q^e nos encontraíle el Duque I 

Dam. Tu tienes la culpa deíto 
en venirte tan de efpaci©; 
pero qué mucho, íies cierto 
que eíi&s , por cierto accidente, 
atacado por dedentro \ 
Ha bien aya mi feñor, 
pues viendo precifo el riefgo, 
tomó las de Villa-Carlos, 
como las de Villa-Diego'. 

Cef. Y donde eítará Alexandro ? 

Dam. Suplidlo que no eítá preíb, 
él fabrá bolver por si, 
dexa ya de hacer eílremos, 
y olvídate ¿qííc hijo; 
que aunque clueco, eftas tan viejo, 
que aun mas , y mas que le empolles, 
te ha de falir hijo huero. 

Cef. Dime , y viítelc iakal ? 

Dam. Por mis ojos. Cef. Y dime eílo, 
era peligrofo el falto ? 

Dam. No tengas de elfo recelo; 
fíete tapias , que las falta 
qualquier liebre , y qualquier Lego. 

Cef. Y adonde vino á parar ? 

Dam. Cayó á una cafa. 

Sale Cofme con grillos. 

Cofm. Latís Deo. 

Dam. Coime l Cofm* Damián? 

"" feñor mió? 

Cef. Qué es aquello? Cof Lo que es cíTo. 

Dam.Chxé ha iidol Cef. Qué ha iucedido* 

Cofm. Oídme los dos atentos. 
Apenas a Federico 
dentro en vueílro quarto mefmo, 
al buícar el pan de bods, 
le dilleis el pan de perro. 
Apenas ios dos faltando, 
6 ya por fuerza , o por riefgo, 

hi- 



~~. 



con las manos , las acciones 
le hizo dos mil cumplimientos* 
No quifo el Duque fufrir 
tanta corteíia , y luego, 
para que no hiciefíe tantas 
le hizo atar entrambos dedos* 
Y en fin, como ya era tarde, 
por no taber ti eílá. abierto 
tu quarto , y no alborotar 
la gente que duerme dentro, 
nos ha traído á ella cafa, 
donde luego que nos vieron, 
nos abrieron las dos puertas 
un Alcayde , y dos Porteros, 
Cerráronlas luego ai punto, 
y luego nos efenvieron 
en un libro , donde eítaban 
otros combidados nuevos. 
Luego otro hombre muy cortes, 
ante nueftro acatamiento 
puío , por mas corteíia, 



Be Don Francifco de 

hicimos agilidades 
de nueítros benditos cuerpos. 
Quaudo deípues de gran rato 
dimos , del peligro huyendo, 
en cafa de la íeñora 
Diana, nofotros mefmos. 
El gran Duque de Florencia, 
que andaba de ronda en eito, 
y hecho Duque de Refugio, 
llevaba a fu cafa el muerto. 
Cogió tres de una redada, 
cogiéndome á mi con ellos, 
tu dedo malo Alexandro, 
y Carlos tu dedo bueno. 
Hizoícle grande fkila, 
porque le hicimos primero 
con una danza de = eí pacías 
mudanzas de mileilremos. 
Quiíimos irnos los tres, 
pero nueílro Duque, viendo, 
que era tarde , y que hace lodo, 
nos metió en fu coche meímo. 
Hanos hecho dos mil honras, 
de que obligados nos vemos, 
pues nos traxo por las calle 
con mucho acompañamiento. 
Pues Alexandro tu hijo, 
como es cortés enefeto, 



Roxas. ip 

una rodilla en el fjcio: 

y cog^ndpme ios pies, 

y no üc íi deí cogiendo, 

cortes , amacha mar ti llp 

hizo lo que quilo dellos. 

Hílotro es en quantoá cílotro; 

es aquello en quanto á ello; 

tu hijo llega a eíta fala, 

y yo deshalado buclvo; 

él te dirá lo demás, 

que yo fulamente temo, 

que fe han de vender mañana 

muy vararos los pecuezos. vafe* 
Cef Vete, Damián, alia fuera. 
Dam. Lo que mandas obedezco.v¿/¡ 
Sale Alexandro con efpofas, dos jares 

de grillos 9 y cadena. 
Alex* Reniego de mi paciencia, 

ayrado maldiga el cielo 

á quien por naturaleza 

me ha dado elle ser que tengo: 

De mis venas el coral, 

en pálido humor refuelto, 

naciendo para lifonja, 

fallezca para efearmiento. 

Niegúemela luz el Sol, 

la tierra me niegue el centro* 

y ni aun para remirar 

halle deícanfo en los vientos. 

Yo, que a Italia he fujetado* 

á un frágil metal fujeto? 

yo po lirado ? peíe a mi, 

de la fujecion al fuero ? 
Cef Hijo? Alcx. Los cielos maldiga» 

el dellilado alimento, 

que en mi deídichada infancia 

infundió á mi vida esfuerzo. 
Cef Alexandro? A^.íil claro arroya 

que el marrgen burla íereno, 

para caítigo mayor, 

en mi Cjú. fe enturbie ciego* 
Cef Hijo, no me hablas agora? 

refrena los ftntimientos, 

que fe hará para tus penas 

incapaz todo tu pecho. 
Alex. O hierros, que fu jetáis 

mi valor ! viven los cielos, 

que con los dientes, yo pioprío 

os he de hacer menos cientos. 

Qef. 






U -^~m m 



El mas Improprio Verdugo. 



Ce ¡* Refrénate por tus ojos, 
ímplate advertido , y cuerdo, 
que quando no fon posibles, 
fe hacen malos los remedios. 
Alcx* Quítate , caduco anciano, 
Derriba a fu padre. 
que vive mi ardiente fuego, 
que es el Dios que en mi corage 
tiene la Corona , y Cetro, 
que te haga tantos pedazos. 
Sale Curios. 
Cari Padre,y íéñor,qué es aquello? 
tu en ei íüelo deíte modo, 
y Alexandro tan íbbervie, 
en el fagrado de amor 
profana fu ser primero? 
Viven los cielos , tyrano: 
Cef Quien os mete a vos en eífo? 
naramala para vos, 
idos alia fuera luego, 
no eíleis aqui un punto mas. 
C¿r/.Señor \ Ce/. Salid. 
Cari. Ya obedezca. Vafe» 

Cef. Hijo , por qué me aborreces? 
ha íido porque te quiero? 
no haces bien, que ingratitudes 
fon para otro amor mas ciego. 
Alex. No baila que€res mi padre? 
Cef Por fer tu padre te ofendo? 
Alex. Si , y a poder yo a mi rmifmo 
facarme tu fangre , creo 
que ( por fer tuya no mas ) 
la derramara del pecho. SaleCar lo f* 
€¿W.Padre, y feñor< Cef Mira hijo, 
Habla con Alexandro , fin mirar 
a Carlos. 
tu tu bufeafte , á dcfpecho 
de los A i tros , otra eílrella 
diítinta á tu nacimiento. 
Cari. Cefar? Señor? Cef Qué me quieres? 
vete de aqui. Car. Efcucha atento, 
porque ya:: Cef Que es lo que dices? 
Cari. Llego el plazo. Cef Dilo preílo. 
Car!. De nueftra muerte. 
Cef Qué pena ! 

Aiex. Proíigue. Cari. Ya lo refiero. 
Siendo la parte Diana/ 
el Gran Duque fiendo Huelfo, 
y nofotros Gebelinos, 



bien fubitanciado el procedo, 

reconocida la 'culpa, 

por deívanecer á un tiempo 

ellos dos vandos de Italia, 

cenizas de tal incendio, 

que aunque el tiempo los apure 

ios bueive á encender el tiempo. * 

Peníando también el Duque, 

que en no caitigamos luego, 

por tener tantos parciales, 

puede avar pofsible riefgo, 

promulgo cruel fentcncia 

de muerte á los tres, diciendo, 

que alevofamente anoche, 

dimos muerte a un Cavallcro; 

ya eícuché ( grave dolor ty 

del inviolable decreto, 

que pues todos tres lo hicimos, 

que todos tres lo paguemos. 

Yo fin temor , y fin íüítos, 

fin lagrimas , y fin miedos, 

porque el valores aqui 

el mas decente confuelo, 

he venido a dar avifo 

de mi fuceíío , y del vueftro, 

pues en el mar de la muerte 

igual fortuna corremos. 

Sabe mi dolor, que es mucho, 

que yo fojamente íiento 

ver hecho cryílal menudo 

de mis años eíle efpejo: 

pues quando en la blanca luna 

me miré de fu coníejo, 

componer fupe mis iras, 

afeytar íupe mis yerros. 

O quien tuviera mil vidas ! 

poco en eílo lo encarezco, 

porque mil vidas feriara 

de folo tu nombre al precio. 

Llora cefar. 
Lagrimas, Cefar , agora? 
templa el mortal fentimiento, 
que no es buena medicina 
para mal de defconfuelo. 
Valor fane tu accidente, 
fea triaca el íufrimiento, 
que á eíle veneno no fabe 
curar contrario veneno. 
Con el valor al delito 

ha- 



' ■ ' ' 



De Don 

hagamos igual exemplo, 
pues quien muere con valor, 
mataría con esfuerzo, 
y reprime fugitivo 
eííe aljogar liíbngero, 
que fegun fale canfado 
por dos margenes áeyúo¡ 
no parece quinta effencia 
del fuego ardiente del pecho, 
lino trafudor del alma, 
que mayorazgo del cuerpo, 
le ha dado cífos defperdicios 
de aljófar en los alientos, 
y pues hemos de m orir. 
% Sale Damián. 

T)m. Agora no moriremos. 

Cef. Qué dices ? 

Dam. Lo que te digo. 

Cari. Acaba, Damián. 

Dam. Ya empiezo. 

El Gran Duque de Florencia, 
el valiente, el labio, el recto, 
61 que con fer tan piadoíb, 
fe precia de juíiicierc; 
fabiendo que no ay ívliniítro, 
decirlo mas claro debo, 
fabiendo que noay Verdugo, 
que execute fus decretos, 
pues defpues que ajuíticiaron 
en Florencia un Cavallero, 
que por galán , y bien quiílo, 
era de Florencia eípejo, 
no ha ávido en toda la Italia 
quien fe aya atrevido á ferio, 
porque todos los muchachos, 
no ay Verdugo, quando luego 
con piedras , y. con cuchillos, 
y con varios imírumentos, 
tan á fu cargo le toman, 
que le hacen por fuerza el reo. 
Dio en la cárcel un pregón, 
que aquel que admitiere ferio, 
le perdonan qualquiera 
delito , aunque fucile hecho 
contra la Períbna Real. 
Por la cárcel difeurrieron, 
yconaver tantos hombres, 
por raros delitos prefes, 
con faber que hají de morir^ 



Fran*t feo de Roxas. 

no ha ávido uno en todos ellos, 
que admitidle íer Vet¿u¿o, 
porque todos eligieron 
mas, muriendo, muerte honrofa, 
que vida infame viviendo. 
Y en fin , como no le hallaron. 

Sale Cofme vejíids de Verdugo , coa- 
mi cordel , y cuchillo. 

Cof. Ya le han hallado por derte. 
Señores lo*s mis feñores, 
mis amigos íiempre buenos, 
vofotros que fois mis amos 
ya pal-fados , como huevos, 
los que vengo a cazar gangas, 
Efcarramanes mas nuevos, 
aveis cazado elfos grillos, 
que os canten á todos tiempo?* 
De )o que quiero intentar, 
á pediros perdón vengo, 
que es la primer ca rabana, 
que hacen los Verdugos nuevos* 
Señores , yo tengo oficio 
Real , pero yo coníieífo, 
que aúque no es de mucha honra a 
tampoco no es de provecho. 
Sentenciado eíioy a muerte, 
y fabe Dios que no tengo, 
fi me quitan eíta vida, 
con que remudarme luego. 
Como otro os ha de ahorcar, 
que mas a&ivo, y mas fiero 
no os aya tomado nunca, 
ni una mano, ni un peícuezo: 
mas vale que yo os degüelle, 
feñores , poi que enefeto, 
fiendo yo de vueítrír caía, 
moriréis entre los vueítros. 
Yo os prometo degollaros 
tan fútil , y tan ligero, 
que parezca que el cuchillo 
ha nacido en el peícuezo. 
Y quando, como otros hacera 
os aya de dar el beíb, 
pues que mis Maeftros fois, 
llevaré mi bolfa , y puerros» 

- Y á Dios , que voy á afilar 
dos , ó tres cuchillos nuevos^ 
porque muráis á placer, 
que ettaa muv móhefos c-ftos. 

Y" 



3* 



í\ 



y hcmprea mis parroquianos, 

y amigos , echarles pienío, 

á unos el mejor efparto, 

y á otros el mejor hacero. 
Cari. Tente, Cofme. Cóf No me tengas. 
Cari. Donde vas ? «. 

Cofm. Veranlo preíto. 
T)am. Tu Verdugo? Cof. Por qué no? 
Dam. Mira, que. Cof Aqueito refuelvo. 
Cari. En fin, te vas? Cof Con los pies. 

En un, vuítedes creyeron 

que he de fer Verdugo? Dam. Si. 
Cof. Y lo creéis? 
Cari. Y tocreo. 
Cofm. Pues fea Verdugo un calvo 

deílos qite andá*n dcícubiei tos; 

que los que traen cabelleras, 

tienen vergüenza de ferio, 

porque yo , ni lo he de íer, 

ni lo {eré ya , ni píenlo 

averio (ido , en prefente, 

en futuro , ni en pretérito* 
Arroje el cuchilla* ] cógele Alejandra* 
Alex. Pues por eílas diez esferas, 

cuyo rapto, y movimiento, 

o por mas dieítro, ó mas noble, 

rige el otro mayor cielo, 

que he de'dar á la memoria 

el mas trágico fuceffo, 

que efeupe el marmol,y el bronce 

en los anales del tiempo. 

Patricida, y Fratricida 

he de íer, el mas fangriento 

que ha divulgado la fama 

por la voz del metal hueco» 

£1 mas improprio Verdugo, 

defde éíie, haíta el Polo opuefto-, 

me llamará la crueldad, 

o me nombrará el deípecho. 

Vida infame folicito, 

á un tiempo ayrado, y refuelto, 

ya de mi proprio intenté 

tomar venganza yo meímo: 

Pues para tomarla en mi, 

tomarla en mi padre quiero, 

y fer yo proprio de mi 

Ja muerte, y el inítxumento. 

Y £ para tener vida, 
cita ofenía hacerme debo, 



El mas Improprio Verdugo. 



viva yo, y muera mi padre, 
que íi es cierto que muriendo, 
honor , vida , ser , y fama 
á un tiempo los tres perdernos, 
~ya que fe aya de perder, 
he de- perderla viviendo. 

Cef Cielos, qué es ello que oi ? 
hijo , por qué ayrado , y fiero 
tomas eíle infame hacero? 

Alex. Para darte muerte á ti. > 

Cef. Tu dármela muerte? Alex. Si. 

Cef. Dime, tu quieres hacer 
tal crueldad ? y tu has de íer 
mi Verdugo, y mi enemigo! 
Por qué ? 

Alex. Por darte el caftigo 
de averme dado eíte ser. 

Cef. Pofsible es que el labio mueves 
á delito tan horrible? 
No te*acuerdas, es pofsible, 
de lo mucho que me debes ? 
como a articular te atreves 
injurias contra mi fe , 
quando tu ofenfa fe vé ? 

Alex. No me debes mas a mi, 
que yo te he debido á ti, 
ni te deberé? cof Por qué 

Alex. fácil un difeurfo elijo 

con que a mis crueldades quadre, 
yo te he hecho á ti fer buen padre, 
y tu me hiciste mal hijo. 

Cef Eíle difeurfo piolixo, 
por eílreño le condeno. 

Alex. No le acredites ageno, 
íi con juila caufa igualo, 
que quanto yo foy mas malo, 
vienes á fer tu mas bueno. 

Cef. Qué difeurfo, 6 qué verdad 
eífe afecto tuyo indicia ? 

Alex. Es que con mi gran malicia 
fob refale tu bondad. 

Car. Y dime, no es impiedad, 
nunca al dolor prevenida, 
ni por la eífrella inílruida, 
ni amagada por la fuerte, 
que vengas á dar la muerte 
á aquel que te dio ia vida? 
Cef. Yo te engendré , yo te di 
el noble ser que gozatte. 

Alex. 



■^mm 



, ■■■ 



De D.Frfflcifcode Roxas. 



Alcx. Por tu giiíto meengendrafte, 

que no lo hiciíte por mi; 

y no me llores afsi, 

que no podrá tu prudencia 

reducirme á tu obediencia; 

y pues oyes mi razón, 

no me hagas obligación 

lo que fue tu conveniencia, 
Cef. Pues redúcete , por ver 

íi quiera que te he criado. 
Alex. Tan buen hijo me has facado ? 

que te lo he de agradecer ? 
Cef. Sea , ii quiera , por fer 

yo ( qué terrible dolor ! ) 

quien íu amor con fu dolo*" 

juntar fupo , y dividir. 
Alex. Y .dime , para vivir 

me hará provecho tu amor ? 
Cari. En vano obligar le picnfe 
' fu ingratitud del indicio, 

que avifarle un beneficio, 

es acordarle una ofenfa. 
Cef. Contigo proprio difpenía 

eífe afeáo , eüe rigor, 

repara en el deshonor 
. de tu fama efclarecida. 
Akx. Si me han de quitar la vida* 

para qué quiero el honor ? 

Cefar , y no padre , advierte, 

cjue tres veces he foñado, 

que foberbio , y arrojado 

me dabas fangrienta muerte: 

pues libraré delta fuerte 

un- indicio , que aun incierto 

tiene apariencias de cierto, 

de mi corage inducido, 

la que me diíte dormido, 

procuro vengar defpierto. 
Cef. Enefeto , tu pretendes 

darme la muerte l Alex* Eífo quiero. 
Cef* Soy tu padre \ Alex. Y mi enemigo. 
Cari. Mira. Alex. No efcutho conCejos. 
Ct/.Y á tu hermano ? Alexis fangre mía, 

y he de verterla por eífo. 
Cef. Y a mi ? Alex. Porque me eriaíte. 
Cari- Advierte. Alex, Ya eítoy refuelto. 
C^r/.No ay medio < Alex.No le procures, 
Cari* No ay lagrymas? Alex. Soy de yelo, 
Cef. H° ay quedas, \ Mw* Nati WWtan». \ Qm]< fyüfalo bien. 



u 



Cari. Y tu opinión ? Alex. Ñola tengo* 

Cef. Y tu fangre l Alex. Soy cruel. 

Cari. Mira la infamia. Alex. Eítoy ciego. 

Cef Y tu nobleza \ Alex. Perdiia. 

Can. A qué aípiras l Alex* Vivir quiero, 

Cef. Y hade íer ? Alex. Yá lo publico. 

c í/.No ay remedio? Alex. No ay remedio, 

Cef. Pues remedio ay , Alexandro. 

Alex. Qu.al es l Cef. Decírtelo quiero. 
Ya que has intentado aqui 
darme la muerte atrevido, 
mas puerto en razón ha íido 
que yo te dé muerte á ti: 
yo el ser que tienes te di, 
tu intentarte ayrado , impío 
quitarme ser 5 y alvedrio; 
pues di , qué ha de parecer 
que yo te dieífe á ti el ser, 
y tu me quites el mió l 
Mas bien viíto ferá , advierte, 
a Italia, al Mundo, y áDios, 
que os dé la muerte a los dos, 
que no me des la nuerte: 
trocada verás tu fuerte, 
pues íí quando mas te figo 3 
eres mi hijo , y mi enemigo, 
oy para tu deitemplanza, 
llegó el plazo á la venganza, 
y la ocaíion al caítigo. 
Reducirte he pretendido, 
como padre , y como viejo, 
con el amor , y el confejo, 
y obligarte no he podido: 
tu mi muerte has elegido; 
y afsi , pues no ay ftperanza 
de hallar en tu ardor templanza* 
feré , íi al Cielo le plugo, 
el mas Improprio Verdugo 
por la mas Juila Venganza* 
Y á Dios , Carlos de mis ojos, 
que aunque eítos abrazos tierno| 
llegan tarde , nunca llegan 
las finezas á mal tiempo. 
Abrace a Carlos* 

Cari. Pues qué intentas \ 

Cef. Que Alexandro 

no fea Verdugo nueftro. 

Cari. Y tu has de ferlg? Cr/.N© $¿ 



fi 



AWx, 



t^amm^L .\m. ^* m 



- 



Alex. Vive el Cielo, 

que antes de mis proprias manos 
, leras inrame efcaf miento. 
Cef. Témplate , Alexandro , hijo, 

y verás como me templo. 
Alex. Yo he de matarte. 
Cej. No es juíto. 
Cari. Si he de morir , enefeto, 

uniera a manos de mi padre, 

y no á tus manos , íangnento. 
¿Llex. ElTé es rigor. Cef Es piedad. 
Alex.Stú infamia.O/.Será exemplo. 
Alex. Dexame obrar como malo, 

ii eres bueno.Ce/.No lo apruebo, 

no es bien que mi proprio hijo 

fea mi Verdugo mefmo. 
Alex7X fera bien que mi padre 

me dé muerte a mi ? 
Cef No es bueno; 

pero en dos males tan grandes, 

fe debe elegir el menos. 
O?7.pues,feñor,rauera á tus manos. 
Cef. O que de afe&os te debo ! 
Alex. Mis manos han de matarte, 
Cef. Que de crueldades te creo ! 
C^r.PadiCjsDios.Cf/.CarloSjáDios; 

Alexandro? Alex. Dilo preíto. 
Cef Deica el intento que tienes, 

y yo dexaré mi intento. 
Alex. Vive Dios , padre enemigo, 

que li v no lo impide «el Cielo, 

ó tu azero ha de matarme, 

ó ha de matarte mi azero, 
Cef Pues déme el Cielo venganza. 
A/ix.No querrá vengarte el Cielo. Vanfe 

SÁlen "juk¿ , Diana . J Cafandra. 
Caf. Vine á tu cala á ampararme, 

bella Diana , y en elte, 

prelumiendo hallarte ayrada ¿ 

vine- a examinarte cuerda. 

Bien aya tu entendimiento, 

pues aun tiempo mifmo mezclas 

a la ira la templanza, 

y a la crueldad la prudencia, 
'Jul. Donde vamos ? qué es tu intento?. 
Dian. Hablar al Duque quiílera, 

y pedirle que perdone, 

o por ruego, ó, por clemencia, 

con Alexandro, y con Carlos, 



El mas Improprio Viringo* 

á tu. anciano padre Ociar, 
Pues maertro mi d 



oior, 

en mi ioledad me enfeña, 
que no recojo eita íangre, 
porque fe derrame aquella. 

*)«/. Eíía es la puerta , Diana, 
de la cárcel. Caf. Y por ella 
agora falé el Gran Duque, 
porque Oara ella fentencia 
él proprio vino a la cárcel. 

Dian. Allí un cadahalio íe muertra, 

Jtília* Y de la earcel preíumo, 
íino es que la villa mienta, 
que falen Damián , y Coime. 

Dian. Es verdad, entrambos llegan. 
Salen Cojme^j Damián. 

Dam. Acá bofe , aquello es hecho. 

Cofín. Soltáronnos de la efcuela, 
adonde Tolos los grillos 
fon los que hacen buena letra. 
Verbum caro fa&um eft. 

7«/.Ha CofmdCof Quien me cecea? 

Di^w.Llegaos acá.Co^.Que me place, 

Dian. Conoceifme ? 

Defcubrefe» 

Cofm. Diana-bella, 

que podáis dar quatro echadas 
de hermoíura a la Primavera. 

Cafaud. Sales de la cárcel? Cofm. Si. 

Dian. Qué ay de nuevo? Dam. Si defeas 
oir el cafo mas raro 
que antiguas hitlorias cuentan, 
oy como no ay Verdugo, 
como íabes , en Florencia. 

Cofm. Yo Jo contaré mejor. 
El hijo mayor de Cefar. 

Dam. Quien le mete en elfo á él ? 

Q>/m.Qiiiei> me ha de meter ? mi lengua 

Dam. Yo felá fabré facar. 

Cofm. Mejor lo hablará , mas fuelta. 

Dam. Vive Dios. ']ul. El Duque fals. 

Dam. Pues ; agradezca, 

Cofm. Agradezca. 

Sale el Duque , y' acompañamiento* 

Dian. Ella es ocaíion , yo llego. 
Duque infigne de Florencia, 
que adonde llega la tama, 
eterno tu nombre llega. 
Si como de juíticiero, 



¡ 



■— — 



de 

. ... , 



De Don 

de fc,r piadofo te precias, 

ayer te habló la juiticia, 

y agora el perdón, te ruega. 

Hermana de Federico 

foy - t y íoy la parte mefma, 

que tiene la mayor parte 

en el dolor , y en la pena. 

A pedirte que perdones 

vengo , mi agravio, y mi ofenfa, 

que por ilícitos medios, 

no es honrado quien íe venga. 

Y aísi» Duq. Detened , Diana. 

D'un. Qué me dices ? : 

T>uq. Que vos mefma 
me peditteis ei caítigo. 

Vían. Xa lo conheOa mi lengua. 

X>uq. Pues yo cumplí mi palabra. 

Dun. Lagrymas , tener la rienda, 
es muerto Carlos 2 

T>uq. Ya es muerto. 

Dentro. Tenedie., prendedie* 

Todos. Muera. 

Sale Cejar con el cuchillo enfangren- 
tado* 

Cof Antes que me deis la muerte, 
pretendo ver á íü Alteza. 

T>uq. Qué es ello ? 

Cef Un hombre infeliz, 

que á befar tus plantas llega. 
De rodillas. 

Duq» Gefar, qué ha (ido? Cef. Señor, 
que antes que mi muerte quieras, 
te he de rogar que me efeuches. 

Duq» Habla , ya tienes licencia. 

Cef Ya» tu labes que Alexandro, 
contra la humana obediencia, 
quifo quitarme la vida. 

Duq. Es verdad , proílgue Cefar. 

Cef Y ya tu fabes , feñor, 

aunque lo acuerdo, que á fuerza 
de no peder reducirle, 
te rogué me permitieras, 
que fueífe el miniítro infame 
de fu caftigo , y mi ofenfa. 

puq. Yo lo confenti, es verdad, 
porque es injuíla violencia, 
que el que es padre, en un fuplicio 
á manos de un hijo muera. 

Cef Pues , feñor , fubi al fuplicio, 



Francifco de Roxas. 35 

levintafi. 
nunca al fuplicio fubiera, 
tropezando con los ojos, 
que fon los pies de la pena. 
Ligué á mis hijos las manos; 
pufe a fus ojos dos vendas 
á tiento , porque mi viíta» 
citaba entonces mas ciega. 
Bolvi á exortar a Alexandro, 
que olvidando fu feberbia, 
tuviera para fu intento 
fus iras menos refueltas. 
Témplele , hállele cruel, 
y viendo en tantas íinczas > 
que irritándole del ruego, 
le olvidaba de la deuda; 
con ei cuchillo que miras, 
y con elta mano diellra, 
de íü garganta cruel 
tomé venganza fangricnta. 
Agora, agora te pido, 
que á lo principal me atiendas, 
pues mas llamo a tu atención, 
que procura tu clemencia. 
Señor , eíie hijo que vés 
ya muerto á mis manos mefmas; 
ha Cdo ej hijo mas malo, 
que edades antiguas cuentan. 
Italia , y el mundo fabe, 
que con fu desobediencia 
rae reduxo en blancas canas 
las que eran feñales negras. 
I)efeaba darle eaíiigo - 
equivalente á fu pena, 
para que a un publico agravio, 
publico el fuplicio fea. 
Y afsi , pues ie he ca! ligado, 
Invicto Duque , no creas, . 
que ha íido fer yo Verdugo 
defdoro de mi nobleza. 
Su juez, y fu padre he (ido, 
porque en tan rara tragedia, 
quien {abe fu ingratitud, 
también mi caüigo lepa. 
No cumpliera con fer padre, 
li Ja muerte no le diera; 
eite es el primer caíligo 
que le ha dado mi clemencia. 
Para ello tomé el puñal, 

ypa. 



J 



m 



y 'para que mejor puedas, 
.Medico déla juiticia, 
fanar tan grave dolencia. 
Yo no he- dado muerte a Carlos, 
lino á Alexandro , quefiicra, 
íbbre ier poca piedad, 
premio injutto á fus finezas. 
A Alexandro he dado muerte, 
y aísi ,. feñor , porque veas, 

Í>ara exercer tu juiticia, 
os defpojos que te quedan, 
>®ejcubre en el cadahalfo i Alexandro 
y Carlos vendados los o)os 9 
en una filia* 
mira un hijo caítigado, 
y otro que el caííigo efpera, 
pues para el juíio caítigo, 
agora el Verdugo venga: 
tu mi , y en Carlos mi hijo 
la ayrada cuchilla elbena, 
-que aunque es ciego mi dolor, 
no cfta mi piedad tan ciega, 
tjue á mi , feñor, de dos hijos^ 
mitades del alma enteras, 
me ha tocado una venganza, 
mas no me toca una afrenta. 
Diffl.Efpera, Cefar, aguarda^ 



El mas Improprio Verdugo 



que para que me obedezcas^ 
pueílo que eítá calHgado 
lo principal de mi ofenía; 
y ílipuelto que Diana, 
que osdieífe perdón me ruega¿ 
para dexar acabados 
eítos dosvandos , que inquieta» 
lo mejor de mis Eítados^ 
he hallado una conveniencia; 
Carlos le dará de efpoío 
la mano a Diana bella, 
Quítale la vanda de los o)os a Cari 

los , j levantafe. 
y . de Cafandra- tu hija 
queda el remedio á mi cuenta, 

r con que afsi quedan premiados* 

Cari Mi amor con tal recomponía. 

CefMi lealtad con tan gran premio. 

Dian. Mi fe con tanta fineza; 
y á un mifmo tiempo también* 
deíta Hiítoria verdadera 
varemos el fin dichofo. 

Cef.Si huviere quien tenga á lengua, 
como á mano , algún aplaufo, 
un vítor „ó otra moneda, 
en eíta , y en la' otra vida 
fe la pagará el Poeta* 



FIN. 

Hallarafe cfla Comedia, y otfas de diferentes títulos, en Salamanca 

en la Imprenta de la Santa Cruz; afsimifmo, Autos, Entremefes, 

Hiñorias, y todo genero de Coplería. 

Calle de la Rúa. 



_ 






.